Scott Adams, creador de Dilbert, inició con estas palabras el artículo más reciente en su blog (las negritas son mías):

A estas alturas ustedes ya saben que hay una película sobre los orígenes de Facebook. Su nombre es The Social Network. La vi hace unos días. Es la mejor película que he visto.

Pausa para digerir eso.

Amable lector, probablemente la opinión del creador de tan importante ícono de la cultura popular (¿geek?) tenga poca relevancia para ti. O quizá no te importa.

Ahora bien, si acaso te has tomado la molestia de leer hasta aquí casi tengo por seguro que se debe a tu curiosidad. En este caso veo muy probable que te preguntes "¿por qué le ha gustado tanto el filme a ese hombre?" Básicamente por un elemento clave que sostiene y da sentido al todo: el guión.

Para Adams, la película no sigue las predecibles fórmulas de Hollywood. Y está convencido de que el guionista Aaron Sorkin merece el Oscar, no importa quién más comparta la terna con él en el 2011.

Aprecio la película por lo que no hace [...] No estuvo en 3D. No hubo violencia [...] la historia está inspirada en la realidad [...] Normalmente el oficio del escritor es tan obvio que entierra el arte. Pero cuando el arte entierra el oficio, tienes algo especial.

Veo el respeto de un genio en un campo (Sorkin) hacia un genio en otro.

Es curioso. Para muchos el que The Social Network haya sido dirigida por David Fincher es suficiente motivo para verla. Sin embargo, la dirección no fue el sumo motor de la película, según Adams.

¿Qué han dicho otros al respecto? Para David Kushner, editor de IEEE Spectrum (revista especializada en ciencias e ingeniería), quien ha entrevistado a Zuckerberg en varias ocasiones:

Me he divertido mucho viéndola. Pero no hay mucha ingeniería [...] de hecho, la película parece ser hostil con los ingenieros [...] ¿quién quiere ver tomas de scripts en Perl? Pero, ¿por qué reducir a Zuckerberg al estereotipo más artificial --el arrogante, casi autista, nerd falto de emociones que sólo quiere ser parte de la gente cool? [...] Cliché.

Jenna Busch de HuffingtonPost:

Es el estudio de un hombre, lo que le guía y lo que el éxito puede hacerte [...] La película me tomó por la garganta desde el primer momento y no me dejó hasta el final.

Con esos antecedentes, ¿qué interés puede tener The Social Network para alguien que como yo no ha invertido más de 10 minutos de su vida en Facebook? Mi respuesta es simple, aunque cursi: el solo espéctaculo del Cine. Así que iré a la sala de cine, compraré un par de golosinas e intentaré apreciar cuanto pueda del arte y el oficio de dos maestros como Fincher y Sorkin. Nada más. Nada menos.

Y, ¿qué hay tus expectativas?

Imagen: Ol.v!er

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.