Dentro de unos días saldrá a la venta F1 2010, el esperado juego de Fórmula 1 realizado por Codemasters que estará disponible para PlayStation 3, Xbox 360 y PC. Este título se ha hecho mucho de rogar, desde que la empresa se hizo con los derechos para la realización del juego tuvimos F1 2009 pero este no llegó a las plataformas anteriormente mencionadas. Hemos podido ver imágenes de este juego ofrecidas desde hace unos meses, aunque a cuenta gotas, posteriormente llegaron algunos vídeos en forma de trailer y más tarde algún gameplay. Quizá lo que más llamaba la atención de estos contenidos era las gráficas, que seguramente es uno de los puntos fuertes de este videojuego.

Creo que Codemasters ha hecho un gran trabajo en el aspecto gráfico, intentando mostrar situaciones muy reales con imágenes que podemos ver en cualquier retransmisión de la Fórmula 1. En juegos de conducción son muy pocos los que llevan de forma fiel el aspecto de los coches sin exagerar demasiado en diferentes efectos, F1 2010 además se enfrenta al hándicap de intentar mostrar de forma lo más real posibles diferentes situaciones climatológicas y en el caso de la lluvia es algo que no es demasiado fácil de lograr. En la versión para PC esta lleva usa gran parte de la capacidad de las tarjetas gráficas de última generación con DirectX 11.

Y verdaderamente el resultado es bastante fiel a la realidad como se puede apreciar en el siguiente vídeo en el que se compara una vuelta al circuito de Mónaco en la realidad con una del juego. Concretamente arriba vemos la imagen del juego con el Red Bull de Mark Webber y abajo una cámara onboard de Lewis Hamilton en la temporada 2008.

Sin embargo y hablando siempre de la versión para PC hay que destacar que F1 2010 no parece ser un simulador totalmente fiel con la realidad. En Internet nos podemos encontrar muchas comunidades de simracing que organizan sus propios campeonatos, algunos con más ayudas a la conducción que otros. Algunas de las más conocidas intentan simular la realidad al máximo, con físicas adaptadas para ser más fieles a la realidad y casi sin ayudas a la conducción, así como todo tipo de reglas y procedimientos que se pueden dar en la realidad.

Para estas ligas lo más probable es que F1 2010 no sea un juego recomendado, ya que este no es un simulador al 100% y cuenta con varios puntos negros en ese sentido. Por poner diversos ejemplos si nos quedamos sin combustible el coche no se para, sino que sigue rodando sólo que un ritmo mucho más lento, no hay averías mecánicas, el procedimiento de salida es automático y no controlamos el monoplaza completamente en las paradas en boxes. Por todo esto hay que tener en cuenta que F1 2010 no es un simulador propiamente dicho y está enfocado para un público más amplio quienes simplemente quieren coger un mando o volante y divertirse durante un rato.

No obstante estoy seguro de que en futuras ediciones Codemasters mejorará en ese sentido, mientras tanto estas comunidades seguirán usando iRacing o rFactor, estos no ofrecen grandes gráficas pero si permiten tener sensaciones más reales, tanto es así que en competiciones reales se usan como puede ser el caso del simulador de la escudería Red Bull cuyo software esta corriendo sobre rFactor Pro.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.