Hace unas semanas fue lanzada la plataforma publicitaria iAd de Apple enfocada en anuncios y comerciales para su plataforma móvil. Después de un gran lanzamiento y la opinión generalizada de un nuevo éxito para Steve Jobs y su compañía, las cosas parecen haberse enfriado. Los resultados iniciales de iAd parecen desiguales. Muy pocos de los anunciantes y agencias han lanzado campañas en la nueva plataforma de Apple, y hay quejas sobre el proceso creativo y de aprobación de las mismas. Aunque al mismo tiempo se informa que las campañas, que se han logrado colocar en los teléfonos, funcionan bastante bien.

De acuerdo con un artículo en el periódico Los Angeles Times, Nissan y Unilever están impresionados con los resultados dentro de la plataforma iAd hasta ahora. El articulo informa que Nissan, que creó un anuncio interactivo de múltiples capas para su coche eléctrico LEAF, dijo que los clientes gastaron un promedio de 90 segundos con el anuncio, 10 veces más que los tiempos de interacción para los anuncios online parecidos.

Pero por otro lado, Apple se enfrenta a serios desafíos en su incursión en la publicidad móvil, con algunas campañas publicitarias que experimentan retrasos en las agencias por el intento de ellas en aprender el nuevo sistema, bajo un estricto control de Apple en el proceso creativo, según informan ejecutivos de agencias de publicidad. De 17 compañías que se esperaba presentaran campañas dentro de la plataforma, sólo 2 (las antes citadas) han logrado el objetivo de promocionar sus productos dentro de iAd. Gran parte del problema es que Apple ha mantenido un estricto control en los aspectos creativos de los anuncios, algo que los anunciantes no están acostumbrados.

Todo indica que Apple tiene que ceder en su pretensión de querer controlarlo todo. Uno de los grandes éxitos de la plataforma publicitaria de Google, por ejemplo, es que es muy sencillo anunciar en ella. Mientras más complicado y engorroso sea usar un canal de promoción, más difícil va a ser captar clientes. Es cierto que Apple quiere presentar campañas de alta calidad, pero si al intentar esto, todo el proceso se hace lento y extremadamente difícil, para compañías con grandes recursos, va a ser un imposible para medianas y pequeñas empresas. Apple tendrá que decidir entre el control, o el hacer una red que se mueva al ritmo delirante que tiene la publicidad generalmente.

Vía: WSJ

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.