Durante mucho tiempo se creyó que nuestra galaxia, la Vía Láctea tenía 4 grandes brazos espirales: Norma, Perseo, Escudo-Centauro y Sagitario con dos brazos más pequeños que incluyen el brazo de Orión donde se encuentra nuestro sistema solar.

Pero recientes observaciones hechas en 2008 por Robert Benjamin de la Universidad de Wisconsin-Whitewater sugieren que nuestra galaxia solo tiene 2 grandes brazos: Perseo y Escudo-Centauro siendo el resto menores o adjuntos, de tal forma que nuestra galaxia en realidad sería muy parecida a NGC 1365.

Por ello se creo una nueva concepción artística de nuestra galaxia hecha por el California Institute of Technology que acompaña este post. Para estar total y completamente seguros tendríamos que enviar una sonda espacial que esté lo suficientemente lejos de nuestra galaxia para tomar imágenes desde una perspectiva similar a la imagen y enviarla de regreso a la Tierra.

El problema es que tendríamos que esperar, literalmente, miles de años a que una sonda espacial viaje distancias tan grandes y despues esperar unos cuantos miles de años más hasta que la señal con los datos de las fotografías nos lleguen.