¿Cuántas veces hemos escuchado que los sitios pornográficos están infestados con programas maliciosos, virus, troyanos y otras alimañas cibernéticas? Bueño, les sorprenderá saber que esta percepción es un mito. Avast, la firma desarrolladora de antivirus, ha encontrado en un estudio reciente que, de cada 99 páginas infectadas en la web, únicamente una es pornográfica.

Por el contrario, otros sitios ---incluso de empresas importantes--- resultaron ser más peligroso que las páginas porno. Por ejemplo, la sección de smartphones del portal inglés de Vodafone corre un script que se aprovecha de las fallas del Centro de Soporte y Ayuda de Windows. Es más, se calcula que uno de cada cinco ataques funciona explotando este mismo hueco de seguridad.

Ondrej Vlcek, CEO de Avast, confirma que por cada dominio para adultos que han identificado, hay otros 99 sitios con contenido no erótico que están infectados. Un dato bastante interesante, considerando que casi la tercera parte del contenido en la red es entretenimiento para adultos (sí, ya sabemos, Internet is for p0rn).

Entonces, ¿de dónde se ganaron esta fama los sitios porno? Bueno, las páginas para adultos fueron victimas de constantes ataques durante años ---sobre todo en los albores del Internet. Además, representan una tentación grande para los desarrolladores de malware, gracias al alto tráfico que manejan. Sin embargo, parece que la tendencia ha cambiado. Curioso mundo en el que es más seguro navegar por una web porno que en un sitio aparentemente protegido.