Originalísima la idea que unos estudiantes del Carlton College en Minessotta han tenido para transformar el observatorio que tienen en las instalaciones de la universidad en una réplica a tamaño gigantesco de R2D2. La idea partió de una broma similar en el MIT donde en 1999 también hicieron algo parecido aunque en aquella ocasión la semejanza resultaba menor, era más bien una alegoría que se hizo con motivo del estreno de Star Wars: The Phantom Menace.

Cualquiera pensaría que los rectores del MIT son tipos estirados y a los que no les hizo mucha gracia que los estudiantes se tomasen la libertad de adornar, por así decirlo, un edificio histórico de esa manera, pero en realidad le concedieron antes de desmontar la obra un efímero periodo de 3 días, durante los cuales fue centro de atención de todas las mirada. En este caso ha sucedido exactamente lo mismo, como las modificaciones se hicieron de manera que no afectasen permanentemente al edificio, también han permitido que se quede un tiempo como homenaje. Yo desde luego lo habría dejado así para siempre. Podéis ver más fotos, en este álbum de Facebook

Via: Nerd Approved