Muchas imágenes preciosas a la par que espectaculares nos ha regalado el cosmos, y con una nueva de esas vengo, la que podéis ver justo encima de estas líneas.

Concretamente lo que estáis viendo es un púlsar captado por el Observatorio de rayos-X Chandra situado en la constelación de Circinus, imagen que popularmente ha sido bautizada como “la mano de Dios” debido a las claras similitudes entre esta y una mano humana. Lo de Dios se le ha puesto por el tamaño que tiene, mide 100 años luz de largo.

Vía: APOD