A día de hoy todos tenemos claro que la computación personal ha sido una de las mayores revoluciones de todos los tiempos, la cual se produjo gracias a gente como el gran Ed Roberts, el padre del mítico microordenador Altair 8800 y quien desgracidamente falleció el día de ayer a la edad de 68 años.

Ed fue uno de esos culos inquietos que de vez en cuando nos da la historia gracias al cual el resto avanzamos. Ya cuando era adolescente empezó a cacharrear con circuitos para posteriormente fundar varias empresas relacionadas con la electrónica hasta que finalmente, junto con varios amigos, creó MITS.

Después de eso el verdadero “bum” de MITS y del propio Ed llegó cuando creó el microordenador Altair 8800, considerado a día de hoy como uno de los equipos informáticos que más contribuyeron a la explosión de la computación personal. El Altair 8800 se vendía a través de la revista Popular Electronics en forma de kit y cosechó un éxito que claramente nadie esperaba.

No podía terminar este breve reseña sobre Henry Edward Roberts sin hablar por supuesto de Bill Gates, Paul Allen y Microsoft. En 1975 Roberts escribió un artículo que salió destacado en la portada de Popular Electronics en el que hablaba de su Altair 8800, artículo que un joven Bill Gates leyó y quedó fascinado. Tanto fue así que Gates y su colega Allen contactaron con Roberts para escribir un intérprete de BASIC para el Altair y este los metió en su empresa, MITS. Un tiempo después Gates y Allen abandonaron MITS ya que querían crear su propia empresa: Microsoft.

Podría escribir mucho más sobre Ed Roberts pero creo que esta pincelada es suficiente para que todos los que no lo conocían entienda por qué fue un grande y les entre el gusanillo de seguir investigando sobre la figura por su cuenta. Descanse en paz doctor Ed.