La decisión de [**Google** de dejar **China**](http://alt1040.com/2010/03/google-finalmente-le-dice-adios-a-china-y-redirecciona-su-buscador-a-hong-kong) fue algo que todavía genera eco en el mundo de la informática y si bien sabemos perfectamente cuál fue la razón (la censura que aplicaba el gobierno en lo resultados) desde el [*Washington Post*](http://online.wsj.com/article/SB20001424052748704266504575141064259998090.html) presentaron una entrevista donde **Sergey Brin**, cofundador de la compañía, explica en profundidad la razón de la huida.

Brin emigró desde la Unión Soviética cuando sólo tenía 6 años, en el 1979, y aseguró que uno de los motivos fue porque le recordaba mucho a las situaciones que pasó allí donde la policía del país entraba a su casa sin más o donde discriminaban a su padre porque era judío.

La relación entre Google y el gobierno chino no siempre fue tan mala pero **todo comenzó a cambiar después de los juegos olímpicos**. Cuando éstos terminaron la censura comenzó a incrementarse mucho.

China era omnipresente. En una de cinco reuniones a las que iba había algún componente que se aplicaba a China de forma diferente que en otros países.

Si bien aseguró que el país avanzó contra la pobreza, también comentó que en algunas de sus políticas, sobre todo las relacionadas a la censura y a la vigilancia de disidentes, ve muchas similitudes a las que había en la Unión Soviética y eso lo perturba.

Las relaciones estaban mal desde hacía tiempo, pero **los ciberataques** que se supone que fueron para romper la seguridad de Google y poder leer los correos electrónicos de activistas chinos fue ***"la gota que derramó el vaso"***. En ese momento tanto **Larry Page** como **Eric Schmidt** y Brin tuvieron *"una larga conversación"* y todo derivó en la partida del buscador del país asiático.

Las últimas palabras del cofundador de la gran G fueron un claro reflejo de lo que todos queremos que termine sucediendo:

Realmente espero que la solución a largo plazo sea la liberalización de Internet en China continental.

Si bien me gustaría fervientemente que esto suceda y que en China se libere la información -al menos comenzando desde la red-, lo veo como algo completamente **utópico e imposible**. Es **lamentable** que sus ciudadanos no puedan acceder a la información de la forma que la hace prácticamente todo el mundo y para generar un cambio radical se necesitaría un vuelco en la sociedad del país.