Por momentos pienso que las compañías que pelean por los derechos de autor no pueden hundirse más. Pero peco de inocente porque siempre aparecen casos en los que demuestran que no solamente buscan dinero sino que no tienen consideración por absolutamente nada.

En este caso se involucran veteranos de la Segunda Guerra Mundial. Estos ex combatientes rusos decidieron dar un concierto gratuito en Samara, una de las ciudades más grandes de Rusia, donde cantaron canciones que recordaban y brindaban un mensaje en relación al problema bélico que dejó a 27 millones de rusos sin vida.

Si bien este evento se realizó para crear conciencia, la Sociedad de Autores Rusos presentó un reclamo a los organizadores del concierto. ¿Por qué? Porque como las canciones que cantaron los veteranos tienen derechos de copyright, ahora les están pidiendo que paguen.

Cantamos para crear un mensaje educacional para nuestros nietos. ¿Tenemos que pagar por eso? ¿No es un crimen?

Oleg Partin, el Director Adjunto de la sociedad, dijo que para que las canciones puedan utilizarse tiene que comprarse una licencia, cosa que los organizadores no hicieron.

Por suerte este problema llegó al parlamento ruso y supuestamente el Comité de Artes intervendrá inmediatamente. El líder del Partido Comunista, Gennady Zyuganov, aseguró que este tipo de casos sin sentido se están viendo cada vez más y están alcanzando unos niveles de estupidez grandísimos.

Si bien ya tenemos clarísimo que las organizaciones antipiratería son capaces de hacer absolutamente cualquier cosa con tal de recaudar dinero, estos son los casos que nos demuestran que están manejadas por personas sin ningún tipo de escrúpulos.