Un cracker que la población de Letonia está comenzando a llamar Robin Hood virtual, conocido en la red como Neo (sí, puede saber muchísimo de informática pero no tiene nada de imaginación), logró quebrar la seguridad de diferentes bancos y empresas estatales de su país y reveló información que los compromete.

En un momento en el que el que Letonia está atravesando una fuerte crisis, esto viene como anillo al dedo y el cracker en vez de ser tomado como un criminal, como pasaría normalmente, es tomado como un héroe -al menos por el resto de los ciudadanos-.

Los datos que dio a conocer Neo en relación a los bancos fue que los directivos, aunque habían dicho que se recortarían los salarios después que el gobierno les diera ayuda financiera para que no fundieran, no lo hicieron. Pero además mostró que empresas estatales, mientras pedían ayuda también para poder "salvarse", le daban "premios" a sus gerentes.

Por ahora no se sabe nada del cracker que está utilizando Twitter para revelar información, pero según los reportes que dio la policía, piensan que está en Reino Unido.

Realmente notable lo que está generando este Robin Hood virtual que, si bien efectivamente está cometiendo un crimen, también está relevando los delitos de funcionarios mucho más altos en la esfera política que están robando y lucrando con la crisis. Lo peor de todo es que esto pasa en muchos (no quiero decir la mayoría porque no tengo pruebas) de países del mundo. Es lamentable.