Varios diputados europeos han sido engañados con un deepfake. Los parlamentarios creían estar participando de una videollamada con el opositor ruso Leonid Volkov, aliado de Alekséi Navalni. Sin embargo, del otro lado de la pantalla había un impostor que se hacía pasar por el político gracias a esta tecnología que permite, a través de la inteligencia artificial, crear vídeos falsos de alto realismo.

Entre los parlamentarios engañados por el deepfake se encuentran, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del parlamento de Letonia, Rihards Kol; el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Tom Tugendhat, y diputados de Estonia y Lituania, según detalla The Guardian. Si bien el incidente parece no haber interferido en las relaciones diplomáticas, pone de relieve los peligros que la inteligencia artificial puede provocar en manos de impostores.

"El Kremlin de Putin es tan débil y está asustado por la fuerza de @navalny que están llevando a cabo reuniones falsas para desacreditar al equipo de Navalni", escribió Tugendhat en Twitter, en referencia a intentos por dejarlos en mal lugar. Kols, por su parte, subió una fotografía real de Volkov al lado de una captura de pantalla de la videollamada con el deepfake. Increíblemente, la imagen falsa se muy parecida a la real.

Un deepfake ultrarealista suplanta la identidad de un político ruso

Crédito: Facebook Leonid Volkov

Volkov se mostró sorprendido por el realismo del deepfake del que fue víctima. "¡Una campaña bastante impresionante! Pero lo que es más impresionante: 'mi' cara en la conferencia telefónica con los presidentes del Báltico. Parece mi cara real, pero ¿cómo se las arreglaron para ponerla en la llamada de Zoom? Bienvenido a la era de las falsificaciones profundas…", escribió.

Asimismo, apuntó contra los rusos apodados Vovan y Lexus, que suelen estar relacionados a bromas a funcionarios occidentales. Alexei Stolyarov (Lexus), negó haber usado un deepfake para parecerse a Volkov y aseguró que el opositor ruso "probablemente tiene información falsa".

Kols explica que el 16 de marzo recibió un correo electrónico con una invitación de alguien que fingió ser un representante de Leonid Volkov. En el texto, se solicitaba una reunión con la Comisión de Asuntos Exteriores para hablar sobre "a situación del caso del opositor ruso Alekséi Navalni y otros temas. La videollamada del deepfake finalmente fue el 23 de marzo, aunque previamente otros diputados ya había caído en el engaño.

Si bien existen algunas herramientas para detectar un deepfake, no siempre es una tarea fácil. La baja calidad de las videollamadas sumada a la cada vez mejor tecnología para crear vídeos falsos se convierten en el combo perfecto para la proliferación de este tipo de engaños.