Si hay una de las cosas que no hay absoluta duda es que Google es una de las empresas más importantes dentro de la red y poco a poco se va metiendo en otros terrenos como hizo con el lanzamiento de su primer móvil, el Nexus One, y ya hace más tiempo, la presentación de su sistema operativo para celulares, Android.

Recientemente, con el lanzamiento de Buzz, incursionó en el mundo de las redes sociales y, si bien al parecer no está teniendo tan buena recepción, la realidad es que la gente, por inercia y por estar al lado del botoncito que dice Inbox en su casilla de correos, al menos, ingresará a ver qué está pasando (cuestión de simplicidad).

Pero la compañía, como si se tratara de un pulpo gigante (el más grande del mundo, de hecho), también quiere meterse en el mundo de los ISP. ¡¿Cómo?! Sí, ayer Google anunció a través de su blog que se meterá en el mundo de las infraestructuras de red empezando a trabajar -en el futuro cercano y solamente en Estados Unidos- en su propia red de fibra óptica de alta velocidad.

Y cuando digo alta velocidad me refiero a verdaderamente alta, ya que James Kelly, el product manager del grupo de infraestructura de Google, comentó en el video presentado que alcanzará velocidades de 1Gbps transferencia que, como él mismo aseguró, la mayoría de los usuarios finales no utilizó en su vida.

El googler reveló que el proyecto en un principio será implementado para al menos 50 mil personas y hasta unas 500 mil como máximo a un precio, supuestamente, competitivo.

Todavía no se sabe nada en relación a las ciudades en las que estas conexiones serán implementadas y el proyecto todavía está en su base muy alpha, pero sin duda hay que seguir de cerca este movimiento del buscador. ¿Será Google en el futuro un ISP? No lo creo (aunque pueden si quiere). Esto es un simple experimento para poder hacer pruebas a -verdaderamente- alta velocidad con sus servicios y tratar de ver cómo funcionan con usuarios finales de esa manera para sacarles el mejor provecho. O eso o quieren conquistar el mundo, quién sabe.