Esta claro que detrás del New York Times iban a ir muchos otros, lo que yo personalmente no me esperaba es que fuese tan pronto. El Mundo se sube a la nueva, y de antemano ya aviso que fallida, propuesta del pago de contenidos en los medios de comunicación.

El invento se llamará Orbyt y aunque el dominio orbyt.es todavía no está operativo fue adquirido por Unidad Editorial en Noviembre. Parece ser que la idea es ofrecer algo parecido a un PDF con funcionalidades y valores añadidos, enriquecido, y que estaría enfocado también a los dispositivos móviles. Como es lógico, no se dejará de ofrecer el contenido gratuito (sería un suicidio), pero la idea es que el contenido de pago ofrezca aspectos que no ofrezca el contenido gratuito.

Si esto es así, estoy seguro que antes o después este contenido gratuito se acabará degradando. Entiendo por un lado la urgencia de muchos medios en papel impreso que ven como sus ganancias se han ido desplomando sin piedad durante los últimos años y que no han sabido reaccionar hasta ahora. Pero por otro me sorprende la terquedad en seguir apostando por modelos que a priori, a menos que presenten algo realmente revolucionario por lo que merezca la pena pagar, cosa que dudo seriamente, han dado muestras más que suficientes de que no funcionan.

Y es que en el fondo es el mismo planteamiento que aparece con el tema de las descargas, si algo se ofrece gratis, el usuario no va a pagar, partiendo de que esa gratuidad en Internet no se puede evitar, lo que hay que ofrecer es contenidos de calidad frente a calidad impuesta y de pago. El gran problema de los llamados defensores de la 'cultura' no es una mentalidad del todo gratis, es que de repente se han visto obligados a migrar a un mercado donde las reglas del juego son distintas, donde el poder lo tiene el usuario, porque tiene oferta, y la oferta regula la demanda.