OiNK fue uno de los trackers más famosos de todo el mundo y el más famoso relacionado a las descargas relacionadas a la industria musical. Por ese motivo es recordado por tanto cariño por todas las personas que fueron miembros.

El sitio fue cerrado con el esfuerzo conjunto de agencias de Holanda (IFPI) y de Gran Bretaña (BPI). El primer arrestado fue Allan Ellis, fundador del sitio, pero más tarde también arrestaron a unos cuantos uploaders.

Cuatro de esos uploaders fueron encontrados culpables en diciembre del 2008 y la condena fue tener que cumplir trabajos comunitarios y una multa.

El juicio a Ellis fue retrasado y ayer empezó en la corte de Middlesbrough Crown. Por ahora no sucedió mucho y supuestamente, si todo sale como debería, la semana que viene se sabrá el veredicto.

Muchas noticias irán surgiendo a lo largo de la semana. Pero lo más probable es que Ellis sufra una fuerte condena. Últimamente las cortes de todo el mundo, como la que lo declaró culpable a Gary Fung, fundador de isoHunt, están siendo demasiado duras en estos casos.