A principios de este mes escribía sobre el cortometraje Ataque de Pánico! dirigido por el uruguayo Federico Álvarez Mirate, pura ciencia ficción de calidad excelente a pesar de que tan solo costó 300 dólares.

El corto cosechó tremendo éxito en la red, se extendió como la pólvora y gustó mucho. Tanto se habló de él que varias grandes productoras de Hollywood (Sony, DreamWorks, Universal etc) contactaron con Federico para ofrecerle rodar un largometraje. Pues bien, tras viajar a la meca del cine para escuchar varias ofertas diferentes, Federico ha firmado contrato con la productora Ghost House (propiedad del conocido Sam Raimi) para rodar su primer largometraje de ciencia ficción, contando con entre 30 y 40 millones de financiación.

No se sabe nada aún sobre el posible argumento del film, solo que estamos ante una “oferta de contrato ciego”, que traducido al cristiano significa que Federico, junto con Rodolfo Sayagués (coguionista de Ataque de Pánico! y quien será el compañero del director uruguayo en esta aventura), podrán hacer lo que quieran, aunque Raimi tendrá que dar su visto bueno antes de comenzar a rodar claro.

Tras conocer todo lo relatado hasta aquí mis niveles de felicidad subieron a cotas importantes. No estoy bromeando, en el post anterior comentaba que me moría de ganas por ver un largometraje de ciencia ficción realizado enteramente en Latinoámerica, y tan solo unas pocas semanas después mis deseos se han hecho realidad. Estamos ante una buenísima noticia, el género de la ciencia ficción ha estado dominado casi completamente duramente mucho tiempo por los estadounidenses, pero con esto se demuestra que en otras partes también hay mucho talento.

Eso por un lado. Por el otro tenemos que todo esto se produce gracias a Internet, un nuevo ejemplo del poder de la red y como gracias a ella se están produciendo cosas que antes eran prácticamente imposibles. Ahora solo deseo otra cosa: que Federico y Rodolfo no nos defrauden, hay mucho en juego.