buque-shell

En la actualidad el gas natural es un bien muy preciado pero existen bastantes yacimientos marinos de este tipo que no están siendo explotados ya que no sale rentable, por estar situados demasiado lejos de la costa o porque contienen poco gas. La compañía Shell trabaja en un ambicioso proyecto que les permitiría explotar ese tipo de yacimiento de forma económica.

La idea es construir una gigante planta de gas natural licuado (la primera de su clase) y montarla sobre el que sería el buque más grande de todos los construidos hasta la fecha. El buque-planta se situaría sobre determinado yacimiento de gas y una vez “exprimido” se dirigiría hacia otro, con lo cual da igual esté situado muy lejos de la costa o las cantidades de gas no sean muy importantes.

El buque-planta pesaría 600.000 toneladas y mediría 480 metro de largo por 75 metros de ancho (más de cuatro campos de fútbol de punta a punta). Además se diseñaría para ser capaz de soportar las condiciones climáticas más extremas, incluso ciclones. La estructura, como imaginareis, costaría una inmensa fortuna, es un trabajo de altísima ingeniería.

Por el momento trabajan en un anteproyecto, hay muchas cosas que valorar antes de ponerse a construir una mole de estas proporciones. Cuando ese anteproyecto esté completo se decidirá si finalmente acometen la aventura o no. Personalmente creo hay bastantes probabilidades de que se llegue a construir, es mucho el dinero que está en juego. Veremos lo que pasa.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.