Nokia Booklet 3G #9

Desde hace unas horas tenemos en nuestras manos un Nokia Booklet 3G, el primer intento en unos 20 años de entrar al mundo de los ordenadores por parte de la marca finlandesa. Esta ultraportátil ha llamado bastante la atención durante las últimas semanas por ofrecer una serie de características bastante interesantes en un tamaño muy pequeño.

Para empezar: Nokia de ninguna forma quiere que se la relacione o se ponga en el mismo grupo que las netbooks, y con cierta razón: el sistema de procesamiento es de mayor calidad, se ve mejor, tiene (mucho) mejores componentes, es firme, con carcasa de aluminio y caro: 699€ si se compra "libre", ya que en un futuro muy cercano algunas operadoras la venderán a menor precio pero con un contrato de permanencia (que habitualmente es de 18 a 24 meses).

Pero al mantener un precio relativamente alto se aseguran que el equipo sea percibido como algo de gama alta y no sea comparado con portátiles del mismo tamaño pero que pueden ser conseguidos por 200€. Lo cierto es que la Booklet ofrece algunas prestaciones adicionales a cualquier netbook en el mercado y con tan sólo usarla uno minutos te das cuenta que efectivamente no se la puede meter en el mismo saco, salvo algunos detalles que explicaré más adelante.

Si dejamos a un lado la estética o los componentes usados para la construcción del portátil, desde el punto de vista puramente técnico, la Booklet 3G tiene cuatro ventajas:

  • La batería que dura 12 horas, pero en mi apreciación personal dura entre 7 y 8 horas con uso normal.
  • A-GPS.
  • Módem 3G interno.
  • La resolución de la pantalla: 1280x720 pixeles.

Esto es lo que la hace tan atractiva, poder ver videos durante horas en una pantalla bastante decente, no estar preocupado por tener que conectarla a la toma eléctrica cada 2 o tres horas y tener acceso a servicios de geoposicionamiento, sin tener que sacar el móvil; y cuando te haces a la idea que tienes un GPS siempre disponible te preguntas por qué otras marcas no lo han implementado ya. Nokia está haciendo mucho énfasis en servicios de posicionamiento por medio de OVI (además las compras de Plazes y Dopplr) por lo que "atarán" esta característica técnica al ecosistema de aplicaciones que están construyendo.

El diseño de la Booklet, es simple, con bordes redondeados y colores lo suficientemente neutros como para hacerse "invisible" y dejar que las características/prestaciones sean lo que resalte, como debería ser con cualquier equipo en el mercado. El teclado es suave, bien diseñado, teclas separadas... pero ha sido de las pocas coas que no acaban de gustarme: las teclas no son 100% de un tamaño normal (y por el espacio que ocupan creo que sí podrían lograrlo). Es liviana, y sobre todo: silenciosa, porque no tiene ventiladores. Gracias Nokia.

Incluye Windows 7 que, junto con el teclado, son los únicos dos aspectos que no me convencen del todo en la Booklet. Es cierto que el nuevo sistema operativo de Microsoft es diez millones de veces mejor a Vista y es cierto que funciona muy rápido en un ultraportátil, pero sigue siendo Windows. Estamos muertos, de verdad, por borrarlo y empezar a experimentar con sistemas operativos hechos para ultraportátiles como Google Chrome OS y Jolicloud.

En unos días tendremos un Hipertextual Labs del Nokia Booklet 3G donde haremos un análisis más a fondo teniendo varios días de uso del equipo en "el mundo real". Mientras tanto, les dejo con algunas fotos que tomé, incluyendo la caja donde viene el portátil que es extremadamente simple, obvia y bonita:

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.