Eric Burke de Stuffhappens hizo un gráfico que resume perfectamente el estado de las aplicaciones (en general, la mayoría) que creen que más es más:

GUI

...cuando la realidad es que menos es más, demostrado una y otra vez por empresas como Google y Apple que tienen diseño de interfaz extremadamente simples que hacen lo que tienen que hacer. Decenas de nerds en este momento estarán quejándose de la falta de flexibilidad reinante en productos de estas dos compañías, pero la realidad es que al usuario promedio eso no le importa y su único interés es que el software simplemente haga lo que tiene que hacer. No más, no menos.

El patrón se repite en el software que comprabas en una tienda, en sistemas operativos tipo Windows o las complicadísimas interfaces gráficas disponibles para Linux (algo que a cambiado muy para bien en los últimos años y se agradece bastante), en aplicaciones web y lo veo últimamente en sistemas operativos (Symbian) y software para smartphones.

Vía: Eduo