Gráfico

Robin Barooah eliminó de su dieta diaria el consumo de café y al mismo tiempo llevar un estricto seguimiento de los tiempos que pasó trabajando en proyectos sin interrupción.

Como se puede ver en el gráfico, a partir de que dejó de tomar café los tiempos de concentración fueron aumentando, y drásticamente debo decir.

Efectivamente hay toda clase de elementos extras al café que pueden impedir la concentración durante semanas e inclusive meses (problemas personales, el clima, colegas) pero también queda claro que hay una tendencia.

¿El café te ayuda a trabajar mejor o prefieres otra bebida?

Vía: Boing Boing