Un estudio parece revelar lo que todas las discográficas quieren escuchar: los adolescentes están comenzando a dejar de lado las descargas a través de redes P2P para moverse a sitios de straming de música y blogs y es que, la verdad, en muchas ocasiones es muchísimo más simple.

La gente de Music Alley hizo una encuesta a chicos que van desde los 14 a los 18 y sólo el 26% de los encuestados admitió haber descargado música este año (el año pasado fueron 42%). Si bien admitirlo y hacerlo son dos cosas completamente diferentes, se supone que el estudio tuvo esto en cuenta.

Ahora los chicos eligen sitios como YouTube para escuchar música o aplicaciones como Spotify.

Sin duda Spotify marcó un antes y un después a la hora de escuchar música. Y si bien estoy en Argentina y más del 50% de las canciones que me pasan para escuchar no están disponibles en mi país y el servicio necesita una libertad muchísimo mayor a la que actualmente tiene, es un gran, gran avance.