El aguacate, los arándanos, el salmón, los frutos secos y las semillas parecen ser los 5 mejores alimentos para optimizar el funcionamiento del cerebro.