f.jpg

Meses atrás, cuando salió el Kindle, hice una lista de características de lo que yo consideraba que debía ser el lector de e-books perfecto. Entre otras cosas mencionaba:

Un lector gratuito o prácticamente gratuito, 5 o 10 dólares cada uno, subvencionado por varias marcas, periódicos, revistas medios electrónicos, que quieran “subirse al tren”. Si la producción del lector llega a ser tan alta que el costo unitario baje lo suficiente, puede llegar a ser costeado por publicidad y así ofrecerlo gratis al lector, como sucede con los periódicos gratuitos.

Creo que una buena forma de lograr la adopción de nuevas tecnologías a personas que no están interesadas en usarla, especialmente para casos como la lectura de un periódico es regalándola y claro, haciéndole entender y logrando que los usen de tal forma que les represente muchas ventajas.

Bajo esta línea es interesante la reflexión hecha por Business Insider: el costo de enviarle un Kindle gratis a cada uno de los 830.000 suscriptores del periódico es la mitad de lo que cuesta imprimir el periódico durante un año (297 millones vs. 644 millones).

Además, creo que el costo de regalar lectores de e-books podría reducirse bastante si se hace uno específicamente diseñado para leer periódicos, con una pantalla que no requiera tantos tonos de gris, sin opción de audio y sobre todo sin el EVDO, un módem 3G o Wi-Fi (componentes que seguro son más económicos) serían suficiente.

Me quedo con la frase final de Business Insider: «el papel no es "caro" e "ineficiente", en realidad es ridículamente caro e ineficiente».

hazte socio

Recomendados