Cualquiera que haya visto el pasado Super Bowl en México (o siga diversos programas populares) está hablando de lo harto que ya está de los anuncios del Instituto Federal Electoral mexicano. Este hecho sin aparente importancia tiene un trasfondo de lucha de los medios de comunicación contra el gobierno bastante ilustrativo.

Debido a la relativamente reciente reforma electoral, las televisoras mexicanas están obligadas a transmitir espacios de 3 minutos cada hora de propaganda electoral. El verdadero conflicto (que está haciendo su justo ruido en twitter) es que en teoría esto debe suceder sin molestar al televidente(no es necesario hacerlo en bloques contínuos) así se requirió por las obvias consecuencias de no hacerlo, como finalmente ha sucedido.

A partir del fin de semana pasado, las dos principales cadenas de televisión han demostrado una habilidad sin igual para situar estos anuncios en momentos totalmente absurdos, interrumpiendo momentos de alto interés de la programación en curso y en ocasiones haciendo alarde de que están obligados a hacerlo, en un evidentísimo mensaje: el gobierno nos obliga a fastidiarte.

Hay que tener cuidado con esto, el IFE no pretendía que la situación se saliera de control. Las televisoras tienen libertad para situar los anuncios cuando lo deseen (siempre que estén dentro del plazo mencionado) pero las mismas decidieron usar esto como una manera de protesta que deje claro lo malo de la imposición. Recordemos que cuando se anunció la reforma, los medios dieron el grito al cielo, haciendo programas especiales y mesas redondas para discutir lo mucho que esto les empobrece.

El conflicto está lejos de terminar, al organismo electoral no le hizo nada de gracia este movimiento y ahora está pidiendo explicaciones de lo que han calificado como "conductas atípicas" dando plazo hasta hoy miércoles 4 para prevenir sanciones derivadas. Ambas televisoras no tienen planeado responder (se pone interesante, ¿no?).

La dimensión de esto se ha expandido tanto que en muchos blogs la gente se está quejando, ha sido tema de discusión en diversos programas de debate y lo más importante, demuestra que la relación gobierno-medios de comunicación es delicada. Aunque no directamente relacionado, hace agradecer que el gobierno mexicano todavía no se involucre demasiado con la libertad en internet.

-- Actualización: Luego de cumplirse el plazo fijado, Tv Azteca, Cablevisión y Sky han dado la información solicitada. Televisa todavía no lo hace, argumentan que recibieron de último la solicitud y por ello tienen hasta hoy jueves 5 en la tarde para entregar su parte, momento a partir del cual transcurrirán 48 horas para que el IFE dictamine si impondrán sanciones(que probablemente sería lo más adecuado) o dejarán pasar la situación.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.