LG Secret

3/10

El LG Secret es uno de los últimos teléfonos lanzados que son parte de la "alta gama" de terminales conocida como Black Label. No sólo tiene un diseño exterior bonito, usa materiales extremadamente durables, y por lo tanto costosos. Es sumamente delgado, se siente bien al tacto, en pocas palabras, es un gran trabajo de ingeniería industrial.

Lamentablemente no puedo decir lo mismo del sistema operativo y el diseño de interfaz del teléfono que deja mucho que desear. De hecho el LG Secret es un perfecto ejemplo de cómo desperdiciar una terminal que en hardware es excepcional poniéndole un software que da pena.

Empecemos con las características técnicas que son bastante impresionantes:

  • Pantalla táctil de 2,4" QVGA con retroalimentación háptica
  • Acelerómetro que detecta la rotación del teléfono
  • Sensor de luz ambiente
  • Cámara de 5 megapixeles con autofocus
  • Grabación de video a 30 cuadros por segundo
  • Grabación de video en cámara lenta a 120 cuadros por segundo
  • Entrada de tarjetas microSD
  • 3G (HSDPA), Bluetooth
  • Entrada USB
  • Reproductor DivX
  • Radio FM

Diseño

El teléfono es bonito, es sumamente delgado, es elegante, usa fibra de carbono en la parte posterior que es practicamente imposible de rayar y en el frente está protegido por una capa de cristal que no permite que se maltrate. Tiene cierto peso que hace que el teléfono se sienta sólido y "con valor".

El diseño industrial del LG Secret debería causar envidia a practicamente cualquier marca que se dedique a hacer teléfonos móviles, incluyendo a Apple. Casi nunca he usado un aparato electrónico que tenga tan buena combinación de forma y detalle en la construcción. Mientras el iPhone se ve bonito, se raya muy fácilmente, el Secret carece de ese defecto y puedes tirarlo contra una pared sin que le pase nada.

Usando el móvil

Como explicaba en una reseña anterior, poco importa las características técnicas, poco importa que sean sorprendentes, que sean las mejores. De hecho, poco importa si el teléfono se ve bonito si la experiencia de uso del móvil no es buena. Es necesario que la interfaz de uso sea sencilla, intuitiva y que pueda accesar a las funciones con pocos clics, que gráficamente entienda lo que vea, que no sea pesada, pero sobre todo que guste usarlo.

El increíble diseño físico del LG Secret es inversamente proporcional a lo terriblemente malo que es su sistema operativo e interfaz gráfica. Está mal hecha, es lenta, es fea, es ruidosa, por momentos exagerada y tiene métodos de retroalimentación a tus acciones que son molestos (a veces ridículos diría yo).

LG debería contratar un nuevo equipo de interfaz humana que le saque más provecho a las características técnicas de las terminales. Por ejemplo: la pantalla táctil se puede usar en ciertas ocasiones, es decir, puedes pulsar íconos en la pantalla en ciertos programas, pero en los menús principales no, pero por otro lado hay botones táctiles abajo de la pantalla que sí pueden ser usados en cualquier momento pero tienen una calidad malísima porque a veces funcionan y a veces no.

De hecho el LG Secret tiene tres (!!!) métodos diferentes para hacer input:

  • Pantalla táctil
  • Botones táctiles (abajo de la pantalla)
  • Botones físicos "normales", incluyendo el teclado numérico

Cuándo usar cada uno dependerá un poco del humor de los programadores al hacer cierta función, lo cual confunde, molesta y cansa. Para colmo la retroalimentación háptica funciona en ciertos casos (con los botones táctiles) pero con los botones físicos no tienes ninguna confirmación de que presionaste sobre todo porque el sistema operativo es lento y pasa hasta medio segundo entre (valga la redundancia) presionar el botón y que suceda algo en la pantalla.

Para confundir un poquito más al usuario hay 5 botones a un lado del móvil con funciones típicas (como tomar una foto, subir/bajar el volumen) y otros que nunca supe qué hacen o para qué sirven. Me rehuso a leer un manual de un teléfono móvil, eso debería ser prohibido. Por último el teclado numérico tiene poco relieve y es difícil diferenciarlos con el tacto, algo que debería ser básico en cualquier teléfono, sea móvil o no.

Cualquier ventaja interesante que el móvil a partir de sus características técnicas es total y completamente opacada por la interfaz.

Batería

¿SIn una buena batería de que sirve un móvil? en el caso del LG Secret, la batería dura lo que una batería debería durar, pero de nuevo tengo que recurrir al pésimo diseño del software: el indicador de batería no es nada exacto, entonces resulta sorpresivo que un minuto veas un nivel de carga bueno y al siguiente tengas menos del 20% y minutos más tarde el teléfono está a punto de apagarse.

Conclusiones

Lamento decirlo de esta forma pero no encuentro otro calificativo. Deplorable. Usarlo ha sido una frustración total y el dolor a los ojos que causa la terriblemente mal diseñada interfaz gráfica debe ser una prueba de resistencia a sus dueños.

Lo único bueno que puedo sacar del LG Secret es la cámara de que graba en cámara lenta a 120 cuadros por segundo con calidad decente si hay buena luz natural, para algún video puede resultar divertido.