Imaginemos durante unos 30 segundos que todo lo dicho por periodistas como Victor Hugo Michel es cierto, que las redes sociales son un banco de datos que pueden ser usados por plagiarios. Que ya no es necesario vigilar a las víctimas, es suficiente con simplemente mirar en Facebook dónde andan, con quién frecuentan, y ponerle nombre a las caras que se ven en las fotografías.

Imaginemos, por un momento, que es cierto.

Entonces, si esto fuera así, Victor Hugo Michel trabaja para lo que, de acuerdo a su propia razonamiento es un banco de datos abierto para secuestradores. Sí, con Milenio es posible ver (¡sin tener que pedir autorización previa!) fotos de personas aparentemente con mucho dinero, los lugares que frecuentan, las fiestas a las que van e inclusive amigos, novias, novios, esposas, esposos y hasta compañeros de trabajo.

set-social.jpg

¿Cómo? se necesita el mínimo de iniciativa, solo toma entrar a la sección Set-Social del periódico y mirar, por ejemplo, los asistentes a la Cena de Gala Canadiense Langosta, que "reúne a los socios principales de la Cámara de Comercio del país del norte, así como a directivos de las empresas canadienses establecidas en México", hasta el embajador fue, asi que debe ser gente muy importante, perfectos para un jugoso secuestro.

No, queridos lectores, si alguna de las personas mostradas en las fotografías son secuestradas, no será culpa de las autoridades mexicanas que parece que no tienen ganas de hacer su trabajo, será culpa de Milenio por exhibirlos de forma abierta.

Pero es aún más grave...

Estas mismas fotos son impresas y repartidas a decenas de miles de personas alrededor de todo el país, ¡incluyendo secuestradores!! -- sí, ahora no es necesario conectarte a internet, todos los días en el "Mundo Real" te acercas a tu puesto de revistas más cercano y compras un tomo más del "banco de datos" del cual puedes tomar nombres, recortar imágenes y hacer un álbum de personas que podrías privar de su libertad para luego soltarlo a cambio de dinero.

...si sucede será culpa de Milenio. Y estoy seguro que puedo conseguir, diez o quince investigadores privados que me asegurarán que esto ya ha pasado y que ellos pueden negociar el rescate, previo pago por sus servicios, claro.

Si te aburres, casi todos los periódicos tienen una sección similar con fotos de fiestas, reuniones, bodas y vacaciones donde puedes determinar el estatus social y económico de la persona, saber su nombre y lugares donde frecuenta. Revistas de algunas de las editoriales más grandes del país hacen exactamente lo mismo. De hecho estoy seguro que Caras de Televisa (que en sus noticieros acusa a las redes sociales de lo mismo), tiene perfiles más detallados de personas con mucho dinero. ¡Jugoso!

¿Qué fuerte, no? -- ahora quién hará responsable a Milenio por publicar esas fotos y no ofrecer el más mínimo nivel de seguridad a quienes aparecen en las fotos?

Bonus: Por cierto que el mismo Gobierno de México tiene otra de las grandes bases de datos que los secuestradores podrían usar, sin necesidad de acceso, de crear cuenta o pedir autorización. ¿¡¿y ahora quién podrá defendernos?!?

Extra Bonus: De acuerdo a otro periodista de Milenio, Google también es responsable de los secuestros y la inseguridad.

👇 Más en Hipertextual