Justine Sharrock publica en Mother Jones una lista de canciones usadas por militares estadounidenses para torturar, privar de sueño, prolongar el shock que sienten los prisioneros al ser capturados, e inclusive para que los gritos se pierdan entre el volumen altísimo de la música.

La lista se hizo en base a registros de interrogaciones, noticieros, y confesiones hechas por soldados y prisioneros.

¿Qué pensarán los chicos de Rage Against the Machine (que son muy anti-guerra) al saber que su música es usada por los militares para tortura?