La tarjeta ingeligente (a eso yo le llamo hype gubernamental) para el metro de la Ciudad de México costará 300 pesos (un poquito menos de 30 dólares) y te permitirá hacer 150 viajes.

¿Buena o mala idea? probablemente disminuya las filas para comprar boletos pero su aceptación no se verá limitada por el precio?