Ahora que el año está a punto de acabarse, desde AppleWeblog queríamos hacer una entrada con lo que, para nosotros, ha sido lo más importante del año en el mundo de las manzanas, y desde luego no hemos tenido ninguna duda: el iPhone ha ganado por goleada, y no sólo lo pensamos nosotros, sino también publicaciones como la revista TIME o Popular Science.

iphone

Sí, sabemos que hay maqueros a los que el iPhone no les interesa, que sólo quieren conocer qué nuevos Macs se van a presentar, qué características tienen, qué versiones nuevas de Mac OS X se han lanzado, etc. Pero es innegable que el impacto mediático del iPhone nos cogió a todos desprevenidos, así que acompañadnos, después del salto, por un recorrido por lo más relevante del año iPhone que estamos a punto de dejar atrás.

Y eso que, incluso en 2006, ya se hablaba del rumor de que Apple presentaría un iPod con pantalla táctil, e incluso un teléfono, con multitud de diseños circulando por Internet, pero no fue hasta el día antes de la MacWorld, que no imaginamos que lo que iba a llegar podría ser un teléfono.

Ese día, el 9 de enero, Steve Jobs, en una de sus presentaciones más brillantes, dio a conocer al mundo un nuevo producto de la marca de la manzana, el iPhone, que funcionaría únicamente en la red del operador entonces conocido como Cingular, hoy AT&T, y que se lanzaría el 1 de junio de 2007, con grandes colas en las Apple store con tal de conseguir uno de estos teléfonos.

El precio del iPhone, en sus dos versiones iniciales de 4 y 8 GB, dio bastante de qué hablar, porque los 499 y los 599 dólares que costaban estas dos versiones, respectivamente, no hacían del iPhone un dispositivo precisamente asequible, y el análisis de compenentes parecía confirmar que el margen de beneficios para Apple era de casi el 50 por ciento. Luego Apple se dio cuenta de que el modelo de 4GB había nacido muerto, y decidió retirarlo, para luego, a los dos meses de su lanzamiento rebajar el iPhone de 8GB 200 dólares, con el consiguiente enfado de los early adopters. Jobs, en un intento de apaciguarlos, les devolvió 100 dólares, aunque hay quien dijo que todo estaba planeado de antemano.

Uno de los primeros quebraderos de cabeza para Apple, en cualquier caso, fue el tema del nombre del dispositivo, porque Cisco ya tenía patentado un iPhone, y aunque en estos momentos este asunto ya está superado, en su día acaparó bastantes noticias.

Desde entonces, el volumen de noticias no ha hecho más que multiplicarse, y al anunciarse que el teléfono llevaría una versión de Mac OS X, pero que no habría aplicaciones de terceros, la comunidad de hackers y desarrolladores en Internet decidieron ponerse manos a la obra para intentar abrir el teléfono a aplicaciones no nativas de Apple.

jailbreak Los comienzos, como siempre suele ocurrir, fueron duros, y parecía que los avances llegaban con cuentagotas, pero finalmente se consiguieron romper las protecciones que Apple había instalado en el iPhone, lo que posibilitó la instalación de aplicaciones de terceros, realizando el proceso conocido como jailbreak, que al principio a todos nos sonaba a chino, pero que ahora es casi de la familia, gracias a aplicaciones como AppSnapp o iNdependence, que facilitaron enormemente el proceso.

Mientras, se trabajaba sin parar para conseguir liberar el teléfono y posibilitar su uso en redes que no fueran la de AT&T, cosa que primero se consiguió parcialmente, pudiendo utilizarse SIMs de AT&T con cualquier tipo de contrato, y que luego se empezó a conseguir en serio con unas SIM especiales, pero que costaba conseguirlas y no eran baratas, las TurboSIM. Luego se consiguió liberar el iPhone por software, con iPhoneSIMFree, que era de pago, haciéndose el proceso cada vez menos complicado, hasta llegar a la aplicación que nos lo puso en bandeja, AnySIM, lo que supuso que una parte importante del volumen de ventas del iPhone fuera a parar a manos de compradores no estadounidenses que querían hacerse con el esperado teléfono a toda costa.

Pero claro, el hecho de que el iPhone se activase a través de iTunes, hacía que cada vez que Apple publicaba un nuevo firmware, hubiera que empezar el juego de nuevo, adaptando los procedimientos de jailbreak y de liberación del terminal a la nueva versión, encontrando cada vez una forma nueva de superar los parches que Apple iba colocando para complicar esto, como ocurrió con la infame versión 1.1.1, que causó muchos quebraderos de cabeza. Luego se publicó un revirginizador, para poder liberar iPhones con versión de firmware 1.1.1 previamente desbloqueados, que de otra manera se convertián en ladrillos, y en estos momentos tenemos los iPhone con firmware 1.1.2 y bootloader con versión 4.6, a los que se les puede realizar el jailbreak pero no liberar, por el momento, y con el rumor de una versión 1.1.3 a la vuelta de la esquina.

Y mientras tanto, Apple decidía distribuir su iPhone en otros países, empezando por Europa, pero con cuentagotas, pues sólo Francia, Alemania y Reino Unido fueron los elegidos. La elección del operador en cada país fue un culebrón de mucho cuidado, porque en un principio se especuló con que Apple quería un único operador para toda Europa, y que Vodafone llevaba la delantera, pero luego, las condiciones draconianas impuestas por Apple, y otra serie de motivos, llevaron a los chicos de Cupertino a buscarse un socio diferente en cada país, siendo los elegidos Orange, T-Mobile y O2, respectivamente, con el rumor de fondo de que Vodafone podría seguir estando al acecho

iphone europa

Pero para un teléfono tan deseado, cuatro países parecen pocos, y por eso, Apple sigue con sus conversaciones con operadores de todo el mundo para llevar el teléfono a lugares como Canadá (que ya en enero decían que lo tendrían y aún siguen esperando), México, Japón, España, Italia, China, Corea del Sur, Suiza, Escandinavia, etc.

A todo esto, las aplicaciones desarrolladas para el iPhone seguían aumentando en número y calidad, y tras saber que AppSnapp se había utilizado un millón de veces, Apple, por supuesto, no pudo seguir haciendo oídos sordos, y tras haber anuncio sus WebApps, que se quedaron cortas, anunció para el próximo febrero un SDK para poder escribir aplicaciones de terceros, eso sí, controladas en última instancia por ellos, en un intento de mantener bajo control a este emergente mercado.

Durante este año de vida, también hemos podido ver como la competencia se hacía eco del fenómeno iPhone, siendo Nokia una de las más activas, ya que desde el principio hablaron del iPhone, para luego hacerse publicidad gracias a las limitaciones del iPhone, y gracias también a la nula experiencia de Apple fabricando teléfonos; o como hasta Steve Ballmer se mofaba del iPhone, y por supuesto no han faltado los clones asiáticos o los clones casi de broma, surgidos al poco tiempo del anuncio del iPhone, o los teléfonos de otras marcas intentando situarse en el mismo segmento de mercado, como en el caso de Samsung.

Tampoco podíamos olvidarnos del momento en el que Apple anunció que había vendido un millón de iPhones, un hito importante, sobre todo cuando se rumorea que en la MacWorld podría anunciar la venta de 5 millones de iPhone. No sé si serán suficientes para llegar a la cifra de 10 millones a finales de 2008, pero no pinta mal, sobre todo viendo las cifras de ventas en los últimos meses del año, y viendo como ha barrido a la competencia. Pero claro, en su andadura europea, el iPhone ha estado salpicado de claroscuros, no estando claro si ha tenido tanto éxito como Apple esperaba.

Pero lo cierto es que el iPhone, como cualquier otro dispositivo tecnológico, no ha estado exento de críticas desde el mismo momento de su concepción, siendo una de las más comentadas su carencia de conectividad 3G, ya que desde el principio se sabía que la conectividad EDGE no sería suficiente para poder navegar cómodamente por su Mobile Safari. Mucho se ha hablado de esto, hasta el punto que los rumores han sido casi infinitos acerca de la cercanía de un nuevo modelo de iPhone con esta tecnología, que las últimas noticias lo sitúan a mediados de 2008. Por si fuera poco, hasta se habló de dos modelos más de iPhone para 2008.

Hasta el punto de que hace poco hubo un sorteo de iPhone, con la suerte (para vosotros) de que uno de ellos cayó en manos de AppleWeblog, que se había comprometido a regalarlo entre los lectores. La forma de conseguirlo ya la diremos, así que no dejéis de seguirnos.

Como habréis podido comprobar, este resumen del primer año de vida del iPhone al final ha sido más largo de lo que cabía esperar, lo que demuestra lo mucho que ha dado de sí este producto, por ello, estamos convencidos de que se merece, sin lugar a dudas, el título de producto del año.