Candela (La cantante Aitana) desea un futuro en que la música lo sea todo. Lo desea con tanto ímpetu, que pareciera ser el gran objetivo de su vida. Diego (Miguel Bernardeau) quiere ser boxeador, una forma de expiar el dolor de una vida complicada que sostiene un impulso casi violento por triunfar. Cuando ambos terminen por comprender que tanto el uno como el otro, pueden ser parte de la misma historia — una de amor, claro — la vida de ambos dará un vuelvo. Mejor dicho, tanto uno como el otro encontrarán las piezas que necesitaban para seguir adelante, incluso sin saber a dónde les lleva un extraño camino juntos. 

Por supuesto, en la serie La Última (disponible en Disney+), el amor es un asunto complicado, pero también, uno inspirador. Como en todo relato romántico, el gran tropo de chica conoce a chico, es el centro de toda la acción. Pero también, es algo más. Es una celebración casi inocente a la idea del gran ideal del amor, como piedra angular todas las grandes decisiones del día a día. ¿Así de sencillo? Para la creadora Anaïs Schaaff, la historia de dos personajes destinados a enamorarse, pasa por la idea de la identidad. Lo cual, por supuesto, es uno de los grandes atributos de la producción.

La Última

En La Última, el amor es un asunto complicado, pero también, uno inspirador. Como en todo relato romántico, el gran tropo de chica conoce a chico, es el centro de toda la acción. Pero también, es algo más. Es una celebración casi inocente a la idea del gran ideal del amor, como piedra angular todas las grandes decisiones del día a día. ¿Así de sencillo? Para la creadora Anaïs Schaaff, la historia de dos personajes destinados a enamorarse, pasa por la idea de la identidad. Lo cual, por supuesto, es uno de los grandes atributos de la producción. Porque, en realidad, los jovencísimos amantes, no son rostros desconocidos para el gran público. Tampoco es casual, que sea historia real, el que sostenga entre bastidores esta narración desenfada, radiante y llena de buen humor

Puntuación: 4.5 de 5.

Porque, en realidad, los jovencísimos amantes, no son rostros desconocidos para el gran público. Tampoco es casual, que sea historia real, el que sostenga entre bastidores esta narración desenfada, radiante y llena de buen humor. Aitana y Miguel Bernardeau, protagonistas de la serie, son el símbolo de una nueva generación del mundo del espectáculo. 

A la vez, una entrañable versión acerca de por qué nos enamoramos y el motivo por el cual, el amor es mucho más que atracción. El guion de Anaïs Schaaff, Jordi Calafí y Joaquín Oristrell pone especial interés en mostrar algo más que un romance al uso. Es también, un ingenioso vehículo de metaficción que permite a la cultura pop española tener uno de sus grandes momentos. 

Érase una vez una pareja peculiar

La primera gran serie con firma española para la Disney+, es un recorrido por una de las grandes historias del entretenimiento en la cultura hispana. Algo que la serie no olvida y brinda a su argumento, varias dimensiones acerca de la historia que desea narrar. 

La Última es una mirada inteligente a la considerable influencia no solo de sus protagonistas, sino a su peso en el mundo del espectáculo nacional. En lugar de olvidar que la estrella de Operación Triunfo, Aitana y el actor Miguel Bernardeau, son una obsesión para sus seguidores, realzan esa mirada pública. Es ese leve matiz lo que brinda a Candela y a Miguel una nueva dimensión. 

Lo que hace, a pesar de lo estereotipados que pueden parecer en ocasiones su historia y conflictos, sean un experimento honesto, de importante solidez. Después de todo, la relación entre ambos actores ha sido fuente de rumores e interés en el mundo entretenimiento. Así que su versión para la ficción, es como un diminuto pliegue de esa repercusión. Un recorrido por la misma historia que el público cree conocer y que en La Última, es un recorrido a través de una historia de amor creíble. Pero ¿Lo es porque Aitana y Miguel Bernardeau tiene una relación consolidada o porque la serie logra explorar en el amor contemporáneo sin grandes complicaciones? 

¿Quiénes somos más allá del amor? La Última intenta tener la respuesta 

El argumento no lo deja claro y esa es su mejor decisión. Para los fanáticos, es otra faceta de un amor bajo el ojo público que alcanza relevancia en la ficción. Para cualquier otro espectador, La Última es la comedia romántica por excelencia. Mucho más a medida que ambos personajes maduran con dificultad y se hacen más cercanos, reales en su mirada mutua. 

El relato sabe que esta es una historia destinada a popularizarse, a convertirse en motivo de conversaciones. De culto entre los devotos de la pareja más allá de las cámaras. De modo que usa su trasfondo real como sostén para una historia a la periferia. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Pero al final, el romance es el centro de una peculiarísima visión de la meta ficción y a la vez, de una obsesión colectiva. Entre ambas cosas, la historia entre Aitana y Miguel Bernardeau se convierte en una gran mirada, no solo a la forma en que el amor se comprende entre los más jóvenes. A la vez, es un recorrido honesto por la fama, la celebridad y la forma en que puede ser algo más que un fenómeno complejo. Quizás, el punto de mayor interés que sostiene a esta curiosidad que abre las puertas a la producción nacional en Disney+. 

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario