Volvo ha presentado el esperado EX90, su nuevo SUV eléctrico. El vehículo mantiene características a las que la marca sueca ya nos tiene acostumbrados, como su gran espacio, lujo y confort. Sin embargo, también destaca por un despliegue de tecnología que promete llevar la seguridad del coche —y sus pasajeros— a otro nivel. Para ello se ha aliado con firmas de la talla de NVIDIA, Qualcomm y Luminar.

Pero eso no es todo, ya que el Volvo EX90 también es uno de los pilares de la estrategia de electrificación total que la automotriz espera alcanzar en 2030. Es que la compañía anunció que lanzará un nuevo coche eléctrico por año, comenzando con el modelo introducido este miércoles.

Sobre el SUV en sí, se trata de un vehículo de siete asientos construido sobre la nueva arquitectura SPA2. Cuenta con dos motores eléctricos capaces de entregar una potencia equivalente de hasta 496 caballos, que se reparte en las cuatro ruedas gracias a su tracción integral. En cuanto a aceleración, promete ir de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,7 segundos. Nada mal para un vehículo de más de 2.800 kilogramos.

Potenciado por una batería de 111 kWh, su autonomía puede alcanzar las 300 millas, unos 482 kilómetros, en su versión Performance. El modelo "común" alcanzaría unos 600 kilómetros bajo el ciclo WLTP.

Además, el Volvo EX90 soporta carga rápida que, según el fabricante, puede ir de 10 a 80% en solo 30 minutos. Pero los suecos no se detienen allí, ya que dotarán a su nuevo coche con carga bidireccional. Esto significa que los propietarios podrán utilizar la carga de la batería para dotar su hogar de electricidad o, incluso, enviar la energía a la red eléctrica. Aunque solo estará disponible en "mercados seleccionados".

EX90, el nuevo SUV eléctrico de Volvo

Volvo EX90

En su interior destaca una pantalla táctil vertical de 14,5 pulgadas como centro de comando. Además, cuenta con un sistema de audio de 25 altavoces desarrollado por Bowers & Wilkins, y es el primero de la marca en incluir el soporte para Dolby Atmos. En materia de conectividad, en tanto, será compatible con redes 5G. Mientras que en lo correspondiente a software, llegará de fábrica con Android Automotive, aunque también será compatible de forma inalámbrica con Apple CarPlay.

Como mencionamos en las primeras líneas, el Volvo EX90 también llega con un notable despliegue tecnológico. Y buena parte de él ha sido destinado al apartado de seguridad. El nuevo SUV eléctrico incluye 8 cámaras, 5 radares, un sensor Lidar en el techo, y 16 sensores ultrasónicos.

La automotriz habla de un "escudo protector invisible" destinado a cuidar a los pasajeros. Dos de las cámaras se encargarán de monitorear el estado y la atención del conductor, mientras que el Lidar detectará e informará sobre obstáculos de distintos tamaños en el camino.

"Sensores y cámaras especiales, alimentados por nuestros propios algoritmos desarrollados internamente, miden la concentración de la mirada. La tecnología permite que el Volvo EX90 comprenda cuando estás distraído, somnoliento o inatento. Algo que va más allá de lo que era posible en un automóvil Volvo hasta la fecha. [...] Y si sucede lo impensable y te quedas dormido o te enfermas mientras conduces, el Volvo EX90 está diseñado para detenerse de manera segura y pedir ayuda", asegura la compañía.

Un punto interesante para mencionar es que el Volvo EX90 incorporará la tecnología Snapdragon Cockpit, de Qualcomm, para la pantalla principal y el HUD (Heads-up Display). Mientras que los gráficos de su pantalla principal estarán potenciados por el motor Unreal Engine, de Epic Games, algo inédito en el ámbito automotor.

Por otra parte, el SUV eléctrico introduce la plataforma de inteligencia artificial NVIDIA Drive. La misma se encargará de potencial el sistema de conducción autónoma llamado Ride Pilot. Este último se ofrecerá inicialmente en ubicaciones limitadas, como California, y bajo una suscripción. Siempre y cuando reciba la aprobación de los reguladores, claro.

Precio y disponibilidad

En principio, el Volvo EX90 saldrá a la venta solamente en Estados Unidos, y se desconocen detalles sobre su disponibilidad internacional. La compañía menciona que el coche se fabricará inicialmente en Norteamérica, pero más adelante también será producido en China.

Su precio partirá por debajo de los 80.000 dólares para una versión "bien equipada", indicó la compañía. Los compradores pueden reservar el coche desde hoy, y las entregas comenzarán a comienzos de 2024.

Deja un comentario

Deja tu comentario