De acuerdo a un reporte de Politico, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) estaría armando un caso legal para intentar bloquear la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft. Cabe mencionar que la citada fuente no es la única con esta información, pues en días recientes The New York Times igualmente señaló que todo apunta al inicio de una demanda por parte del organismo gubernamental estadounidense.

Propuestas para adquirir compañías se presentan todo el tiempo; lo que no es normal es que la FTC se interponga legalmente para bloquearlas. Si la información de Politico y The New York Times es precisa, la adquisición de Activision Blizzard estaría en peligro. Sería, además, la mayor batalla legal del organismo bajo el liderazgo de Chair Lina Khan, quien apenas asumir su cargo dejó claro que no permitiría el crecimiento desmedido de las Big Tech. Este, entonces, sería un paso contundente para demostrarlo.

Ojo, lo anterior no es una confirmación de que la compra de Activision se ha venido abajo. De hecho, todavía existen posibilidades de que Microsoft la concrete. Lo que sí cambia, y significativamente, es que los de Redmond tendrían que valerse en un proceso legal bastante complejo. Las partes involucradas tendrán que presentar las pruebas suficientes para respaldar sus posturas.

Por un lado, la FTC expondría cómo el cambio de propiedad de Activision Blizzard pone en peligro la competencia en la industria de los videojuegos. Microsoft, por su parte, se defendería explicando cómo su propuesta es beneficiosa para el mercado más allá de sus intereses individuales. El problema para los dirigidos por Satya Nadella es que la FTC, al igual que los reguladores europeos, tiene muchas dudas en relación a la compra.

Activision, Microsoft, Call of Duty

Otro punto importante que se debe aclarar es que, de momento, la FTC todavía no presenta ningún obstáculo legal de manera formal. Antes de cualquier movimiento, comisionados del organismo deben votar en favor de la demanda e incluso conversar con los abogados de las empresas.

Además, la investigación de la comisión sigue en curso y está a punto de concretarse. No obstante, Politico avisa que los funcionarios de la FTC claramente no confían en los argumentos expuestos por Microsoft y Activision. Los resultados finales de la misma podrían hacerse públicos durante diciembre; un mes que también sería clave para conocer si, efectivamente, pretenden proceder por la vía legal para bloquear la compra.

La mayor preocupación que tiene la FTC, siempre según el citado medio, es si la compra de Activision le daría una ventaja injusta a Microsoft en el mercado de los videojuegos.

Sony, la mayor oposición a la compra de Activision

Sony, principal rival de Microsoft en el sector, igualmente ha externado su inquietud por la compra. Gran parte de las quejas de los japoneses se enfocan en el futuro de Call of Duty, de lejos la franquicia más popular y fructífera de Activision. Sony considera que , bajo el paraguas de los de Redmond, el shooter podría hacerse exclusivo de Xbox; o bien, estar disponible a través de Xbox Game Pass.

Cualquiera de los dos casos provocaría que un buen número de consumidores dieran el salto hacia la marca verde. Sony ha insistido en que ni ellos ni ninguna otra compañía de la industria tiene un juego capaz de competirle al tú por tú a Call of Duty.

Call of Duty: Modern Warfare 2

"Los jugadores eligen su plataforma para jugar según el precio, las características técnicas y los tipos de juegos disponibles. El contenido disponible es el factor principal para que el jugador elija una plataforma. Aparte de Activision, hay pocos desarrolladores/editores capaces de producir juegos AAA, como EA (FIFA), Take-Two/Rockstar (Grand Theft Auto) y Epic Games (Fortnite). Estos juegos tienden a ser franquicias de larga duración con grandes presupuestos, ciclos de desarrollo de varios años y seguidores muy comprensivos", comentó Sony a principios de agosto, y agregó:

"A pesar de todo eso, Sony cree que ninguno de estos desarrolladores podría crear una franquicia que rivalice con Call of Duty de Activision, que se destaca como una categoría de juegos por sí misma. Call of Duty es tan popular que influye en la elección de consola de los usuarios. De hecho, su red de usuarios leales está tan arraigada que, incluso si un competidor tuviera el presupuesto para desarrollar un producto similar, no sería capaz de crear un rival."

Sony.

No sabemos cuál será el desenlace de esta historia, lo que sí es un hecho es que se aproxima una nueva novela en el sector Big Tech. Y ojo, porque esta tensa situación también podría replicarse en el viejo continente. Tanto la Unión Europea como el organismo regulador del Reino Unido tienen preocupaciones muy similares a las de la FTC. Hace unos meses dábamos por hecho que no habría problemas para que Microsoft cerrase la compra de Activision, pero ahora ya no podemos decir lo mismo...

Deja un comentario

Deja tu comentario