Puede que durante todo proceso de filmación no solo se conozca mejor una historia, el desarrollo de los personajes, el quehacer cinematográfico, sino también, y en especial, la personalidad de los involucrados en el proyecto. Aunque nada de eso se vea reflejado en la película y todo quede entre los actores y el equipo de producción, hay anécdotas y momentos que se vuelven parte de la memoria de esos emprendimientos. Uno de los que han salido a luz tienen que ver con James Cameron durante el desarrollo de Avatar: el camino del agua.

La secuela de Avatar (2009) estará dedicada a explotar Pandora como no se pudo hacer en la primera producción. En ese sentido, uno de los aspectos en los que James Cameron ha insistido es en que mucho de la historia estará relacionada con el agua. No solo es un recurso útil, desde un punto de vista narrativo e incluso técnico, sino también simbólico, en contexto de calentamiento global. 

Por tanto, el equipo de trabajo de James Cameron ha buscado innovar desde una perspectiva tecnológica para dar con mejores tomas, resultandos más convincentes y, en esencia, una producción superior a lo que se puede disfrutar en la actualidad. Esa es su aspiración. No es algo nuevo. Es reconocido como un cineasta que, a través de sus proyectos, deja algún avance en la industria. Esa obsesión, durante la producción de Avatar: el camino del agua, puso en alerta a una parte de los involucrados en el proyecto.

James Cameron y la producción
de Avatar: el camino del agua

La anécdota en relación con James Cameron y Avatar: el camino del agua se remonta al 2012. Durante ese año, el director emprendió un viaje a la Fosa de las Marianas, considerado el lugar más profundo de la Tierra. Hasta acá, todo parece normal. ¿El detalle? Para llegar a ese lugar es necesario sumergirse siete millas por debajo de la superficie. ¿Otra curiosidad? De acuerdo con información de Comic Book, se convirtió en la primera persona en hacerlo en solitario. 

avatar 2 el sentido del agua sam worthington james cameron
20th Century

Esta anécdota fue revelada por la histórica actriz Sigourney Weaver, quien protagonizó la primera entrega de Avatar, durante una entrevista a The New York Times. En ella, agregó en relación con el interés del director por las aguas profundas: “Seguíamos pensando: 'Espero que sobreviva para hacer una nueva película’”. Conviene recordar que, en el caso de la saga Avatar, hay todo un cronograma de entregas establecido: 

  • Avatar 2, programada para el 16 de diciembre de 2022.
  • Avatar 3, estipulada para el 20 de diciembre de 2024.
  • Avatar 4, agendada para el 18 de diciembre de 2026.
  • Avatar 5, pensada para el 22 de diciembre de 2028.

Los primeros avances de Avatar: el camino del agua ya sugieren suficiente sobre el rol que el agua y las profundidades cumplirán en la historia. Se trata de imágenes en las que el elemento no solo es un recurso, sino que también se manifiesta como un personaje más dentro del relato. En buena medida, esto tiene que ver, cómo no, con la visión de James Cameron y, también, con sus obsesiones.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario

  1. Como me gustaría que James Camaron utilizara ese submarino que construyó para ir a explorar las piramides sumergidas en las costas de CUBA. Y con esa obseción que tiene por el agua, ojala y alguien se lo comente.