Durante la presente semana, NVIDIA presentó sus nuevas tarjetas gráficas de gama alta, las GeForce RTX 4080 y 4090. Sin embargo, más allá de su ofrecimiento en términos técnicos, la conversación en torno a las GPUs se ha centrado en sus elevados precios. Los consumidores no están contentos y en la compañía lo saben. Es por esta razón que Jensen Huang, CEO de NVIDIA, ha salido a justificar las altas cantidades que se deben desembolsar por la nueva generación.

Pero antes de continuar, primero hay que aclarar una cosa. La mayoría de las quejas están relacionadas con los precios de las dos variantes de la RTX 4080, ya que el aumento respecto a la generación anterior es de un 29%. La RTX 4090, por su parte, subió un 7% en comparación al precio sugerido inicial de la 3090. En el segundo caso, el alza no es significativo si consideramos que el salto en rendimiento, según los datos de NVIDIA, es notable.

No obstante, dado que la RTX 4080 apunta a un público más numeroso, y que sus precios dejan entrever lo que podemos esperar de las RTX 4070 y 4060, es normal que el mercado haya mostrado su descontento.

¿Pero qué tiene que decir NVIDIA de todo esto? En una entrevista con MarketWatch, Jensen Huang dijo que el precio de las RTX 4080 y RTX 4090 está justificado por diversos factores. En primer lugar, la nueva arquitectura Ada Lovelace, que supone un avance en la cuestión de rendimiento. Ahora bien, Huang también pone sobre la mesa el tema de la producción, señalando que las nuevas tarjetas son mucho más caras de fabricar que las anteriores.

"La Ley de Moore está muerta"

Jensen Huang
Jensen Huang

"Una oblea de silicio de 12 pulgadas es mucho más cara hoy que ayer, y no es un poco más cara, es una muchísimo más cara”, dijo el líder de NVIDIA. Otro tema interesante es que Huang considera que la Ley de Moore ya no entra en juego en los tiempos actuales.

"La Ley de Moore está muerta. La capacidad de la Ley de Moore para ofrecer el doble de rendimiento al mismo costo, o el mismo rendimiento a la mitad de precio cada año y medio, se acabó. Se acabó por completo. Por lo que la idea de que un chip va a bajar de costo con el tiempo, desafortunadamente, es una historia del pasado. La informática no es un problema de chip; es un problema de software y chip"

La Ley de Moore, planteada por el cofundador de Intel Gordon E. Moore en 1965 —y revisada diez años después—, menciona que cada dos años se duplica el número de transistores en los microprocesadores. Evidentemente, esa duplicidad puede traducirse en una potencia mayor y, en otros casos, en un costo de producción decreciente.

Por las palabras del CEO de NVIDIA podemos intuir, entonces, que atrás quedaron los precios bajos en el mercado de las GPUs. Al menos en lo que se refiere, por supuesto, a las propuestas de la gama alta.

Cabe señalar que la visión de la compañía podría ser diferente a la de otros competidores. AMD está a punto de anunciar sus nuevas tarjetas con RDNA 3, mientras que Intel recién se adentró en el mercado con la gama Arc. Veremos si ambos son capaces de plantar cara a NVIDIA no solo en rendimiento, también en precios.

Deja un comentario

Deja tu comentario