Cloverfield, la popular franquicia de películas de suspenso y terror, tendrá una cuarta entrega. Después de mantenerse alejada de los reflectores de la pantalla grande durante seis años, Paramount decidió que es momento de traerla de vuelta ahora que la industria cinematográfica ha retomado su actividad habitual tras la pandemia.

De acuerdo a Deadline, el nuevo filme de Cloverfield será dirigido por Babak Anvari, quien también participó en proyectos como Under the Shadow, Heridas y Two & Two, entre otras. El guion, por su parte, será responsabilidad de Joe Barton, cuya carrera ha estado más apegada al mundo de las series. Escribió El Ritual, de Netflix, así como Encounter, de Amazon Prime Video. También estuvo involucrado en Giri/Haji y The Lazarus Project.

Lo más interesante, sin embargo, es que J. J. Abrams, director de la primera Cloverfield, es el productor ejecutivo del nuevo proyecto. Por lo tanto, para los fans de la franquicia será una buena noticia que dicho creativo se encuentre involucrado.

Pero no es la única figura reconocida que aparece entre los miembros de la producción. De igual manera vemos el nombre de Matt Reeves, director de The Batman y la trilogía más reciente de El Planeta de los Simios. A los ya mencionados los acompañan Hannah Minghella, Jon Cohen, Bryan Burk y Drew Goddard.

Cloverfield

De momento, eso sí, se desconoce si estamos ante una precuela o secuela de Cloverfield. El segundo caso ya fue explorado con Avenida Cloverfield 10 en 2016, y si bien sería el rumbo más sencillo de plantear, tampoco se descarta una precuela que explique el surgimiento —o llegada— del monstruo. Otro dato que queda pendiente conocer es su fecha de estreno, aunque seguramente será necesario esperarla varios años.

Las dos primeras películas de Cloverfield tuvieron una buena recepción tanto en la taquilla como en la opinión de la audiencia. La primera recaudó 171 millones de dólares, que no está nada mal para un proyecto que costó "apenas" 25 millones de dólares. Su mayor fortaleza, aquella que la valió ser aclamada por la crítica, fue haber narrado su historia como si se tratase de un documental casero. La mayoría de escenas se muestran a través de una simple cámara de vídeo que va cambiando de manos conforme transcurre el filme.

Avenida Cloverfield 10, por su parte, apostó por un formato más tradicional, sin que esto signifique que dejó de ser relevante. Las apariciones Mary Elizabeth Winstead y John Goodman, ambos con actuaciones sobresalientes, sostuvieron una película que transmitió tensión de principio a fin. Recaudó un total de 71 millones de dólares en la taquilla internacional, una cifra significativamente inferior a su predecesora.

Deja un comentario

Deja tu comentario