David Fuentes no fue un gran estudiante durante sus años académicos, pero tenía claro que quería ser bombero. Bombero en Madrid, para ser más exactos. Se presentó a la oposición, la aprobó, fue bombero. Ahora lo ha dejado todo para sacarle partido a una idea que nació mientras estudiaba para ser empleado público. Una que en los primeros meses le reportaba 15.000 euros de beneficios cada 30 días. Una que quiere cambiar las reglas para aprobar una oposición –casi cualquiera– lo más rápido posible. Nacía Bombero Ninja, que ahora también es Policía Ninja y está cercana de ser Guardia Civil Ninja.

No nos engañemos. Para ser funcionario, de cualquier rama de la carrera pública, la historia se resumen en pocas palabras. Hay que estudiar, mucho. Durante muchas horas. Eso no lo cambiará Bombero Ninja, ni nadie. Pero Fuentes sí que quiere cambiar los resultados de cómo se estudia. "Durante mi tiempo en las academias, los profesores te enseñan cómo es la profesión, te cuentan anécdotas", explica David a Hipertextual. Eso para él era una pérdida de tiempo, prefería que le dijesen cómo aprenderse la Constitución y ya está. Ya le enseñarían en la academia a ser un buen bombero. Él quería resultados y técnicas para aprender a estudiar y memorizar más rápido. Creo las suyas propias y funcionaron.

Cuando sacó la oposición, además de ser bombero, comenzó a enseñarlas en academias. "Tenía 3 clases de unas 80 personas y les enseñaba las técnicas de estudio y a memorizar. Al principio me miraban raro, pero luego les empezó a gustar", explica.

Bombero Ninja: una idea de 15.000 euros al mes

Fundadores Bombero Ninja

"Yo tenía cero espíritu emprendedor", apunta David. Pero las circunstancias le fueron empujando a crear su propia academia online para llevar sus técnicas para opositar a un nuevo nivel. Nacía entonces, en 2019, la primera etapa de Bombero Ninja.

"Pensaba que se apuntasen 30 o 40 personas, pero llegaron más de 400", explica. Todo muy casero: desde el salón, con el móvil, quitando los juguetes de los niños de la escena y con poca o ninguna noción del negocio de Internet.

Fue tan improvisado que casi muere del éxito. "Me entró una presión enorme y cerré durante un tiempo", explica. "De hecho, no sabía qué hacer con tanto dinero, ingresaba 15.000 euros al mes, y estuve a punto de devolver la cuota a todos los estudiantes y cerrar definitivamente". Finalmente, siguió adelante con Bombero Ninja, con la ayuda de empleados y delegando tareas menores.

De casi cerrar, se abrió un nuevo camino. Abriendo el cerco de las oposiciones a bombero, comenzaron a ofrecer sus clases magistrales al resto de candidatos de otras comunidades. Valencia, Cataluña, Bomberos de Aena... Todas las opciones, cada una con sus especificaciones.

Y entonces llegó la sorpresa...

Policía Ninja, los opositores que no se esperaban

La idea de sacar Bombero Ninja era por relación lógica con la oposición de David Fuentes. Policía Ninja fue algo que surgió de forma espontánea.

"Nos dimos cuenta de que había muchos opositores a policía dentro de Bombero Ninja", apunta. Aunque la parte común es efectivamente válida para todos, los temarios a policía difieren en casi todo con las de bombero. La realidad, y como le explicaban a Fuentes, los estudiantes iban por el método. "Buscaban lo que tenían en común con otras oposiciones y se lo llevaban a su terreno".

Nacía entonces, en 2021, Policía Ninja. Lo cual era una ventaja para el incipiente negocio. Mientras que las oposiciones a bombero están limitadas a regiones y cuentan con sus propios itinerarios formativos, las de Policía Nacional son comunes y tienen un mercado más grande. Tanto que en un solo año, ya suponen el 50 % de los alumnos de Fuentes.

Ahora también preparan, previstas para finales de año, las oposiciones a Guardia Civil. Pero quieren llegar más allá. El método de Fuentes es válido para prácticamente todas las oposiciones en la que la memorización de ideas o cifras sean la clave para aprobar. La excepción son aquellas que requieran "cantar" el temario frente a un tribunal, para lo cual es mejor recurrir a un formador particular. Para el resto, quieren lanzar las oposiciones a Correos o administrativos entre otras muchas.

Las nuevas verticales irán poco a poco. Fuentes, en su reciente espíritu de emprendedor, sigue siendo muy prudente con las nuevas ideas. Aunque sí tiene claro que, después de conquistar el mundo de los opositores, lo siguiente será ofrecer sus técnicas de estudio a otros ámbitos: universidades o centros educativos están en su itinerario.

Ahora lo importante: cuál es el método del éxito

Plataforma de Bombero Ninja

David Fuentes no tiene ningún secreto para hablar de su éxito con Bombero Ninja. De hecho, utiliza muchas técnicas de estudio y memorización que están al alcance de cualquiera. Es cómo las aplica lo que le ha llevado a granjearse la atención de cientos de opositores.

Primero, pone a disposición de los estudiantes todo el temario. Desde el minuto uno. "El opositor es un alumno curioso porque lo ha dejado todo para ponerse a opositar. Se la están jugando todo al examen. Les damos todo para que puedan acceder desde el minuto 1 y que puedan ir a la velocidad que quieran", explica. Esto ya difiere con las academias tradicionales en la que en las clases van todos a una, como Fuenteovejuna.

¿Podría ingresar menos dinero con este método? Quizá, pero prefieren seguir así con Bombero Ninja. Entre 50 y 70 euros al mes para los alumnos y 1.500 euros en total para aquellos que quieran una preparación personalizada.

El segundo punto es que se basan en que apruebes lo más rápido posible y luego seas un buen profesional. "No queremos que seas un gran legislador, queremos que te la aprendas de memoria para responder las preguntas del examen", nos cuenta.

Por último, las técnicas de memorización. Todo se basa en reglas nemotécnicas y códigos fonéticos. Nada nuevo. La clave es que enseñan a cómo usarlos.

"Por ejemplo, el artículo 4 de la Constitución habla de la bandera de España. En el código fonético el 4 es una K. Con esto nos imaginamos un combate de boxeo en el que hay un KAO y el ganador saca una bandera para celebrar su victoria. Todo eso nos recuerda de qué habla dicho artículo".

Esto, que puede parecer una tontería, no lo es tanto cuando hay que memorizar cientos de números y datos. Especialmente cuando son fáciles de preguntar en un examen. "Esta es una de muchas técnicas que enseñamos", analiza.

Con todo, parece que las técnicas de Bombero y Policía Ninja funcionan en su corta vida. Ya han presentado a sus primeros candidatos a la oposición de bomberos de Aena, de los que 58 de los primeros han salido de su academia. También para la Comunidad de Madrid, de los que 51 de las 150 plazas disponibles estudiaron con Fuentes. Ahora están esperando a los resultados los Bomberos de Cataluña, donde esperan revalidar su éxito.

Deja un comentario

Deja tu comentario