Iniciaba mi análisis de los AirPods Pro, a finales de 2019, en un mundo prepandémico donde todos éramos ingenuos y ajenos a lo que se nos venía, como "mágicos". Dos dispositivos pequeñísimos que se acomodan en el oído capaces de entregar muy buena calidad de sonido y con una cancelación activa de ruido que sorprendía considerando el tamaño de los auriculares. También llegaba con un nuevo modo de transparencia que permitía escuchar sonidos externos como si no llevásemos nada. Casi tres años más tarde, Apple lanza los AirPods Pro 2 con algunas mejoras graduales y otras que son un salto de calidad importante respecto a lo que he considerado como uno de los mejores productos que la compañía ha lanzado en años. Pero, ¿siguen siendo mágicos? 

La respuesta es un sí rotundo. Apple ha tomado todo lo bueno que llegó con los AirPods Pro y lo ha mejorado con los AirPods Pro 2. Sinceramente, me ha resultado complicado encontrar puntos flacos al producto.

Los AirPods Pro, y ahora los AirPods Pro 2, son los mejores auriculares que puedes comprar para uso diario. Son pequeños, cómodos de llevar y aportan una muy buena calidad de sonido que, de hecho, está en la línea de productos de mayor precio. Y todo ello, además, con agregados útiles como la cancelación de ruido o el modo transparencia.

Dicho eso, creo que hay un componente personal importante que hay que tener en cuenta en mi valoración general. ¡Me encantan los auriculares in-ear! Y me cuesta mucho usar los de diadema. Es un tema de preferencias a las que no todo el mundo se ajusta. Basta con caminar por el centro de cualquier ciudad grande para ver la gran variedad existente en este tipo de accesorios.

Para muchas persona los auriculares in-ear son molestos. Aquello de meterte algo al canal auditivo es suficiente para dejar de considerar un producto como los AirPods Pro 2. A mi, en cambio, no me molesta, aunque pasen horas. De hecho agradezco el aislamiento extra que brindan este tipo de auriculares. Pero los over ear como la popular serie WH-1000XM de Sony, con muy buena relación calidad/precio, o los AirPods Max, terminan resultado incómodos tras una hora de uso.

Desde un punto de vista puramente de calidad de audio, también tomaría en cuenta el espacio sonoro que brindan auriculares como los AirPods Pro 2 versus otros auriculares over ear como los mencionados en el párrafo anterior. Pero esto lo trataremos en detalle más adelante.

Ahora, entremos en materia: ¿qué ha cambiado en los AirPods Pro 2?

Apple AirPods Pro 2

Los AirPods Pro 2 mejoran todo lo bueno de los AirPods de primera generación. Mejor sonido, mejor cancelación activa de ruido, mejora el modo transparencia y mejora la autonomía general de los auriculares. Aunque hay pequeños puntos criticables, sin duda alguna, son los mejores auriculares in-ear inalámbricos que puedes comprar en la actualidad.

Puntuación: 4.5 de 5.

Un salto de calidad significativo en la cancelación activa de ruido y modo transparencia

Lo primero que Apple menciona en el material promocional de los AirPods Pro 2 es el salto cualitativo de la cancelación activa de ruido y el modo transparencia. No es casualidad. En comparación con los AirPods Pro originales, la mejora es evidente.

Según Apple, la cancelación de ruido es hasta dos veces mayor. Y, tras días de prueba, solo puedo decir que si antes estaba conforme con la reducción de ruido, lo de ahora directamente desafía las leyes de la física.

Antes de que me taches de fanboy, sugiero encarecidamente ir a un Apple Store y hacer la prueba. Una vez activado, el poner una canción en el iPhone hace que me desconecte por completo —desde un punto de vista sonoro— del resto del mundo.

Luego está el modo transparencia, que lo describiría como una hiperrealidad auditiva. Esta fue una de las principales novedades de los AirPods Pro originales. No fueron los primeros con un sistema como este, pero sin duda sí quienes lo acercaron a las masas. Y también el que mejor lo sigue haciendo.

Con los AirPods Pro de segunda generación han logrado ir más allá solucionando el mayor inconveniente que tenía este modo de escucha: reducir activamente ciertos ruidos muy altos que pueden resultar molestos cuando los recoge los auriculares.

El comportamiento es, por lo tanto, un poco distinto al de los AirPods Pro anteriores. El procesador H2 deja que los sonidos del exterior lleguen a nuestro oído como antes, pero ahora también aminora aquellos sonidos molestos y amplifica otros.

Los propietarios de unos AirPods Pro originales probablemente lo hayan experimentado cuando pasa una ambulancia o un coche de policía cerca. O al caminar cerca de una construcción. Pero esta segunda generación de auriculares es capaz de reducir esos ruidos intensos haciendo una detección continua hasta 48.000 veces por segundo.

De esta forma, escucharás la música de la mejor forma posible, pero sin desconectar de todo lo que pasa a tu alrededor. Porque aislarte de todo no siempre es una opción. El resultado es como si no los tuvieses puestos. Pero sí que están ahí. E incluso escuchas todo mejor.

Técnicamente sorprendente. En el mundo real, también. En el pasado tenía que activar el modo de cancelación activa de ruido si escuchaba una sirena pasar. Ahora, ese sonido se reduce. Gracias Apple por cuidar de mis oídos.

Sonido computacional

Hay bastante trabajo algorítmico detrás de conseguir que la calidad de sonido de los AirPods Pro 2 sea tan buena. Primero hay que enfrentarse a las limitaciones físicas. Son dos auriculares muy pequeños, por lo tanto no pueden entregar tantísima potencia. Además, son inalámbricos, por lo que la fuente de energía será una pequeña batería con la que hay que ser muy eficiente. Y también hay limitaciones técnicas, pues se conectan vía Bluetooth, un protocolo de comunicación que limita la cantidad de datos transmitida.

Apple afronta todos estos retos con un componente computacional que constantemente está adaptando el sonido para que se escuche lo mejor posible. Siempre basado en la forma de canal auditivo gracias a un micrófono interno. Lo llaman Adaptive EQ –fue introducido con los AirPods Pro de primera generación–.

Ese sistema ahora funciona aún mejor gracias al procesador H2. El procesamiento es más rápido y es capaz de adaptarse con más detalle a cada matiz del sonido que estás escuchando. Y a eso también han agregado un altavoz dinámico nuevo que ofrece sonidos aún más graves sin distorsión.

Los cínicos dirán que es imposible conseguir una verdadera calidad de sonido con auriculares Bluetooth. Muchos dirán que si realmente quieres escuchar una canción como se grabó, hace falta unos auriculares de diadema over-ear open-ended.

Yo digo que lo que Apple ha conseguido con los AirPods Pro 2 ofrecer buena calidad de sonido con un nivel de conveniencia descomunal. Se emparejan rápido, se cargan con solo guardarlos en el estuche, son pequeños, la batería se descarga al mismo ritmo en ambos auriculares, son pequeños, son discretos y además suenan muy bien.

AirPods Pro 2

Audio espacial en los AirPods Pro 2 y la posibilidad de personalizarlo

Apple está empujando la adopción del audio espacial, que no es otra cosa que el nombre que le dan al sonido en Dolby Atmos. Es una experiencia más enriquecida de sonido que funciona con los AirPods Pro, AirPods Max, AirPods 3 y, ahora, con los AirPods Pro 2.

Con iOS 16 ha llegado la opción de crear un perfil personalizado de sonido espacial que mejora la experiencia. Esto no es específico a los AirPods Pro 2, pero mi experiencia no ha sido del todo buena. Importante: está en fase beta.

Al menos para mí, el proceso de escaneo de mis oídos fue frustrante. Tras muchos intentos, logré configurarlo. En el caso de la música, la mejora es residual. No es tanto culpa de Apple o del Dolby Atmos, tiene más relación con la mezcla que hayan hecho a determinado tema.

A mí en general no me gusta la tendencia actual de mezclas en Atmos que puedes encontrar por ahí. Casi siempre es crear una separación mayor de instrumentos estirándolos más a la derecha o más a la izquierda, dando una sensación de que, en realidad, el volumen de un auricular está más bajo que el otro. No es una buena experiencia.

Dicho eso, no puedo dejar de recomendar el trabajo de remezcla que hace Steven Wilson, que no solo es un gran músico, sino que es un productor multipreamiado. Lo ha hecho en su último disco solista, The Future Bytes. También en el último disco Closure/Continuation de su banda Porcupine Tree. Empieza con Of the New Day, si quieres darle una probada al disco. Y también para otros músicos. Especialmente relevante lo que ha conseguido con la mítica Take on Me de A-ha o el último disco de Tears for Fears, The Tipping Point.

Otro disco con una mezcla Atmos absolutamente gloriosa, disponible en Apple Music, es Abbey Road de los Beatles. Con Here Comes the Sun te caes de la silla. De verdad. Es exactamente lo que quieres del audio espacial cuando escuchas música. Un gran estándar.

También recomiendo el trabajo hecho con el último disco de Moderat, MORE D4TA. Si te gusta Rush, compara el resultado deplorable de Tom Sawyer versus lo bien quedó Limelight, ambos realizados por Richard Chycki, que se encargó del trabajo en todo Moving Pictures.

En una conversación que tuve meses atrás con Vetusta Morla, a propósito de la mezcla Atmos de la banda sonora de la película La Hija. Explicaban que las posibilidades del audio espacial son inmensas, pero que es un proceso complejo con la propensidad al efecto parque de atracciones, donde quieres probarlo todo. Y claro, terminas con el coche de Homer.

También quiero dejar claro que yo soy firme creyente que una muy buena mezcla estéreo casi que no necesita Dolby Atmos. Que menos es más, que hay álbumes grabados hace 20, 30 o 40 años que suenan descomunalmente bien en simple estéreo y no necesariamente deben convertirse a Dolby Atmos.

Os voy a dar varios ejemplos de esto último. Con unos AirPods Pro —o cualquier par de auriculares de buena calidad— escuchad varios o todas las siguientes canciones, si es posible en Lossless en Apple Music o TIDAL.

  • Pagan Poetry de Bjork
  • Ordinary World de Duran Duran
  • Angel Dust de Mac Miller
  • Weird Fishes / Arpeggi de Radiohead
  • Dogs de Pink Floyd
  • Permanating de Steven Wilson

En ninguno de estos casos hay mezcla Dolby Atmos y, francamente, se escucha mejor que casi todas lo que he escuchado en audio espacial. Con un espacio sonoro inmenso y una separación de instrumentos brillante. Al final el talento detrás de la mezcla, y de los músicos, siempre es más importante.

También puedes sacarle bastante provecho al Dolby Atmos y al audio espacial personalizado para películas y series. Ahí se nota bastante. Pero es un tipo de sonido distinto. Al momento de publicar esta reseña, el audio espacial personalizado está soportado en iOS 16, tvOS 16 y más adelante llegará a macOS y iPadOS.

AirPods Pro 2

Nuevos controles, un nuevo estuche y otras novedades

Los AirPods Pro 2 llegan con la novedad de que finalmente puedes controlar el volumen desde los auriculares. No más llamadas a Siri (que nunca nadie hizo), sacar el smartphone o hacerlo en el Apple Watch. Es de los pocos peros que tuvimos todos con este tipo de dispositivos.

Sí, ha tenido que llegar 2022 para que Apple agregue un control de volumen a sus in-ear inalámbricos. Y sí, dicho así, suena un tanto ridículo. Funciona relativamente bien. Cuesta acostumbrarse a la posición en donde se encuentra el área que puedes deslizar, y es un poco tosco en mi opinión, pero al menos se puede.

El estuche también trae novedades. Algunas muy necesarias. Ya se puede buscar y encontrar por medio de la app Buscar. En la generación anterior, era solo posible si los auriculares quedaban fuera, si se perdían individualmente.

Ahora se puede ubicar los tres componentes por separado. Cada auricular y el estuche. Esta también tiene un altavoz y emite un sonido para encontrarlos. Muy, pero muy útil.

También hay un sonido al cerrar el estuche y tiene un pequeño enganche para ponerle una correa, que será una forma más de evitar que se pierdan los AirPods Pro 2.

Ronda extra

Algunos detalles importantes más sobre los AirPods Pro 2:

  • Hasta 6 horas de reproducción de audio con una carga (hasta 5,5 horas con el audio espacial y el seguimiento dinámico de la cabeza activados). Hasta 30 horas si contamos las cargas extra con la batería del estuche.
  • Ahora los AirPods cuentan con sensores de piel, como los AirPods 3. Eso asegura que solo se enciendan cuando están puestos en el oido, y no guardados —fuera del estuche— en un bolsillo o sobre la mesa. Es común escuchar que los AirPods pierden carga por eso.
  • Tanto el estuche de carga, como los AirPods ahora son IPX4.
  • La conexión inalámbrica es Bluetooth 5.3, que incorpora todas las mejoras de Bluetooth 5.1 y 5.2. Todos los AirPods anteriores son Bluetooth 5.0.
  • La caja incluye cable Lightning a USB-C.
  • Esta vez se incluyen cuatro tamaños distintos de almohadillas de silicona: XS, S, M y L.

¿Deberías comprar los AirPods Pro 2?

AirPods Pro 2

Los AirPods Pro 2 son los mejores auriculares inalámbricos in-ear que puedes comprar. Son mágicos y convenientes. Usarlos no es un drama, como la mayoría de la competencia. La configuración multidispositivo es automática —siempre y cuando se haga en el ecosistema de Apple—. El sonido es excelente, en el punto más alto del rango de precios, con una mejora notable en la sensación de calidad de sonido gracias al altavoz dinámico mejorado y el chip H2.

Todo lo bueno que ofrecían los AirPods Pro se mantiene, pero mejorado, especialmente la cancelación activa de ruido y el modo de transparencia con frecuencias muy cercanas a las reales. Si antes parecía que no los traías puesto, ahora el efecto es aún más hiperreal.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario