Dos pilotos de un Boeing 737-800 de Ethiopian Airlines se quedaron dormidos y olvidaron aterrizar el avión cuando llegaban a su destino. De acuerdo con Aviation Herald, el incidente ocurrió el 15 de agosto durante el vuelo ET-343 de Sudán a Etiopía. La nave, que mantenía la ruta hacia el aeropuerto de Adís Abeba, no descendió y se mantuvo sobrevolando la pista a una altura de 37.000 pies.

La torre de control intentó contactar a la tripulación en múltiples ocasiones, pero fue inútil. Tras volar por varios minutos sobre la pista 25L, el piloto automático se desconectó y el sonido de alerta despertó a los pilotos. Posteriormente, el capitán realizó las maniobras necesarias para aterrizar de manera segura en el aeropuerto.

La siesta de los pilotos provocó que el avión aterrizara 25 minutos después de lo previsto. Tras conocerse los hechos, la aerolínea emitió un comunicado avisando que iniciaría una investigación.

La tripulación en cuestión ha sido retirada de la operación en espera de una mayor investigación. Se tomarán las medidas correctivas apropiadas en función del resultado de la investigación. La seguridad siempre ha sido y seguirá siendo nuestra primera prioridad.

El incidente de Ethiopian Airlines no es el único, ya que ITA Airlnes reportó un caso similar en abril de este año. En un vuelo de Nueva York a Roma, ambos pilotos se quedaron dormidos mientras sobrevolaban Francia. Si bien el copiloto tenía descanso autorizado, el piloto tenía que estar despierto en la cabina, pero no respondió al llamado de la torre de control durante 10 minutos.

Personal de la aerolínea y autoridades temían un incidente peor, por lo que pensaron en enviar jets de combate para interceptar la aeronave. Tras unos minutos de espera, la comunicación se restableció con el avión. El capitán trató de ocultar la siesta asegurando que los sistemas de comunicación dejaron de funcionar. No obstante, una investigación posterior determinó que no existió fallo en los instrumentos y el piloto fue despedido por tratar de ocultar su error.

¿Duermen los pilotos durante el vuelo?

YouTube video

Los pilotos, al igual que los pasajeros, duermen durante los vuelos. El capitán y el copiloto tienen dos alternativas: descanso controlado o usar una litera. El primero se realiza en la cabina, donde el piloto toma una siesta de máximo 20 minutos en su asiento. Como su nombre lo indica, el descanso debe ser controlado, ya que ambos pilotos deberán ponerse de acuerdo para que uno duerma mientras el otro queda a cargo de los controles.

Existen ciertos lineamientos a seguir en esta modalidad. El piloto tiene permitido hasta 45 minutos de descanso en su asiento. Al tomar la siesta, el piloto debe reclinarse y alejar el asiento de los controles. Una vez que despierte deberá esperar algunos minutos para recuperar todos sus sentidos, a menos que haya una emergencia.

Los pilotos también tienen un espacio destinado en el avión donde pueden dormir en literas. Esto se aplica en vuelos largos de más de 7 horas, donde la tripulación es mayor. El capitán y primer oficial podrán descansar tras el despegue, mientras los otros dos pilotos se hacen cargo de la cabina. El descanso puede hacerse en camas dedicadas o en asientos de primera clase y aplica para todos los miembros de la tripulación.

Tanto el descanso controlado como el uso de literas siempre debe dividirse para no dejar el avión a su suerte. Lamentablemente, el cansancio provocado por las largas jornadas de trabajo provocan que ambos pilotos se queden dormidos. Casos como el de ITA Airlines o Ethiopian Airlines se están volviendo más frecuentes y las autoridades aeronáuticas están preocupadas.

La fatiga es una amenaza a la seguridad aérea

Piloto en cabina de avion
Foto: imcockpit | Pixabay Credit: imcockpit

Una encuesta realizada hace algunos años por la Asociación de Pilotos de Aerolíneas Británicas (BALPA) arrojó que más de la mitad de los 500 pilotos comerciales admitieron que se quedaron dormidos durante el vuelo. Uno de cada tres reveló que al despertar, encontró que su copiloto también estaba dormido.

Alex Macheras, analista de aviación, atribuyó el incidente de Ethiopian a un mal conocido. "La fatiga de los pilotos no es nada nuevo y continúa representando una de las amenazas más importantes para la seguridad aérea, a nivel internacional", dijo en Twitter. Algunas aerolíneas de bajo coste se niegan a reconocer las preocupaciones de sus pilotos por estrés y fatiga debido a la asignación de turnos.

József Váradi, director de Wizz Air, pidió a sus pilotos que dejen de quejarse de que están cansados. "No podemos operar este negocio cuando una de cada cinco personas de una base se reporta enfermo porque está fatigado", dijo en un mensaje interno filtrado a Independent. "Todos estamos fatigados. Pero a veces es necesario hacer un esfuerzo adicional", mencionó.

Váradi, al igual que otros ejecutivos de aerolíneas, anteponen sus ingresos a la seguridad de la tripulación y sus pasajeros.

El daño es enorme cuando cancelamos un vuelo. Es enorme. Es el daño a la reputación de la marca y es el otro daño financiero, el daño transaccional, porque tenemos que pagar una compensación por eso.

Las autoridades de aviación y los líderes sindicales negocian constantemente con las aerolíneas para resolver el problema de la fatiga. En algunos casos, como la británica Jet2, los ejecutivos insisten en que no es causa de preocupación y se niegan a garantizar condiciones básicas de seguridad a su personal.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario