Sandman, adaptación de Netflix de la obra homónima de Neil Gaiman, es uno de los estrenos más esperados del año. La producción es el resultado de un largo periplo del material original a través de estudios, productoras y versiones. Con sus 75 volúmenes, contar las aventuras del Señor de Los Sueños, se convirtió en un reto curioso. Especialmente, por la enorme cantidad de personajes que pueblan la historia.

¿Cómo trasladar la larga narración repleta de integrantes a una adaptación fiel para un público más amplio? La respuesta llegó con Netflix, que ofreció todo tipo de ventajas y un abultado presupuesto para el proyecto. Solo entonces, Gaiman aceptó convertir su trabajo más famoso en una producción del streaming.

Y lo logró con un resultado conmovedor, detallado y complejo que sorprende por su atención a los puntos más sensibles de la trama. La serie de Netflix, en diez capítulos, adapta el arco fundacional del cómic. Pero también hace algo más: transforma las inspiradas viñetas originales en un universo mayor. En especial, gracias a una correcta selección del reparto que encarna a los personajes favoritos de toda una generación con sensibilidad e inteligencia. Sandman es el resultado del esfuerzo de un talentoso grupo de creadores, que reprodujo los paisajes sobrenaturales y los tradujo en una experiencia inmersiva.

De esta manera, y para que no te pierdas en la trama, te contamos sobre los cinco personajes del cómic Sandman que llegan a su adaptación televisiva y que deberías conocer para entender mejor la historia.

Morpheus/Dream

Uno de los problemas que a los que la adaptación de Netflix se enfrentó fue, por supuesto, el de encontrar al actor ideal para su personaje central. Morpheus/Dream, Señor de los Sueños, es el núcleo del argumento. También es una figura fundamental en la cultura pop contemporánea. Tanto como para inspirar canciones, poemas e inclusos relatos análogos y homenajes. La figura pálida, siniestra, fría y ambigua imaginada por Gaiman tiene una larga sombra en el mundo del entretenimiento.

Encontrar un actor que pudiera encarnar semejante combinación de sensibilidades no fue sencillo. Gaiman dedicó meses de estudio a cientos de candidatos. Aunque, según diría en el Comic-Con 2022, su elección siempre fue el actor británico Tom Sturridge. Eso, a pesar de escuchar “más de mil audiciones distintas”.

En Sandman, la actuación de Sturridge sorprende por lograr captar la dualidad de Morpheus. Como gobernante del mundo de los sueños, puede ser tan despiadado como vulnerable. También astuto, audaz e “ferozmente independiente” en palabras de Gaiman. Cualidades que el actor logró captar en toda su colección de peculiares matices. 

Lucifer Morningstar

Toda gran historia necesita un oponente extraordinario para su héroe. Y en el cómic Sandman, Lucifer Morningstar, soberano del Infierno, lo es. El ángel más bello, sabio y poderoso de la creación, expulsado del cielo por su arrogancia, es un personaje que Gaiman desarrolló con cuidado. Y de hecho, su participación en la novela gráfica es de especial interés. Tanto, como para después obtener su propia colección de narraciones en papel. E incluso, una serie televisiva de seis temporadas recién finalizada, protagonizada por Tom Ellis. 

En la adaptación de Netflix de Sandman, la figura tenebrosa de Lucifer también tiene una particular envergadura. Escoger al actor — o en este caso, la actriz — fue una decisión que se tomó con minucioso cuidado. Después de algunos debates, Gaiman desechó la idea de incluir a Tom Ellis. Eso, en beneficio de profundizar en la naturaleza andrógina, imponente y formidable del Soberano infernal, tal y como la concibe el escritor. La selección entonces recayó sobre Gwendoline Christie, conocida por su papel como Brienne de Tarth en Juego de Tronos.

Escoger a Christie sorprendió y en algunos casos irritó al numeroso grupo de fans del cómic. No obstante, Gaiman defendió su decisión en sus redes sociales oficiales y dejó claro que la actriz era “su versión” de Lucifer

En la serie de Netflix, el Lucifer de Christie es una presencia potente que asombra por su similitud con las viñetas. De hecho, una de las secuencias centrales del capítulo “Una esperanza en el infierno” es prácticamente idéntica al material original. Mérito que puede atribuirse a la actuación de la actriz. 

Corintio

La criatura que encarna la pesadilla creada por Morpheus en el cómic llega a la serie de Netflix en la piel de Boyd Holbrook. Una elección de reparto complicada. Por un lado, supuso combinar el posible parecido físico del actor con el personaje, y a la vez su siniestra moralidad. Sádico, narcisita y un asesino despiadado, Corintio es una de las figuras centrales del cómic de Gaiman. A la vez, es un reflejo inquietante sobre las posibilidades siniestras del Reino de los Sueños. Como si todo lo anterior no fuera suficiente, uno de los inconvenientes para el intérprete que fuera escogido para el papel sería que no podría mostrar sus ojos. O hacerlo en contadas ocasiones. 

¿El motivo? Corintio tiene mandíbulas en lugar de párpados. Una singularidad espeluznante que oculta la mayor parte del tiempo. Se trata de un reto para cualquier actor debido a que no podría utilizar la mirada en muchas de las escenas. Aún más difícil en una trama en la que el personaje se enfrentaría a Morpheus en más de una oportunidad. 

Holbrook comentó a Screenrant que sostuvo largas conversaciones con el guionista Allan Heinberg y el escritor Neil Gaiman al respecto. Con la ayuda de ambos pudo comprender mejor al papel y profundizar en sus peculiaridades. Al final, comprendió que Corintio era un conjunto de características siniestras que podía desarrollar a pesar de los ojos cubiertos. 

En Sandman, el resultado es impecable. El intérprete lleva a cabo una actuación memorable, que abarca los puntos más sutiles de una criatura ambigua y cruel, con un propósito misterioso. Al mismo tiempo, es un enemigo a temer que está a la altura de la inspirada interpretación de Tom Sturridge.

Gilbert/Fiddler’s Green

Una de las preguntas de los fanáticos de Sandman era la forma en que el argumento de la serie profundizaría en este personaje singular. Gilbert/Fiddler’s Green no es un hombre, sino un lugar en el Reino de los Sueños. La eventualidad supuso escoger un actor capaz de abarcar la sutileza de un propósito mayor. Y la respuesta fue el intérprete y escritor Stephen Fry. 

Se trató de otras de las elecciones que Gaiman debió defender activamente en las redes sociales. Eso, a pesar del evidente parecido físico de Fry con su versión en papel. Varios fans temían que la actuación del conocido actor de teatro pudiera ser poco sutil, en comparación a la timidez y sencillez de Gilbert. Pero el actor tomó la decisión de escuchar las críticas de los lectores e incorporar algunas propias con respecto a la singular figura. 

Según contó el artista a Slashfilm, imaginó a Gilbert como el paraje más frondoso y amado del Reino de los Sueños, como una esperanza. Y para su versión antropomórfica, se inspiró en el escritor, filósofo y teólogo GK Chesterton. El resultado es una combinación de amabilidad, conocimiento y sensibilidad. Todos elementos que definen al original en la obra de Gaiman. 

Desire

El menor de Los Eternos y el miembro más complicado de la familia celestial llega a la televisión con una versión asombrosamente parecida a la del papel. Después de meses de búsqueda, Gaiman encontró al actor perfecto para su personaje en Mason Alexander Park, interprete no binario. La decisión coincide con la percepción del escritor sobre una de las figuras más inclasificables de su historia. Andrógino, hermoso y cruel, es un punto misterioso en la trama. Y como si eso no fuera suficiente, celebra la esencia misma de la encarnación de lo que el corazón anhela. 

Para Park se trata de un reto que cumple con uno de sus sueños más queridos. Como fan de la obra de Gaiman, el interpretar a un personaje con el que se puede identificar, incluso en su expresión del género, resulta prodigioso. El artista explicó a Den of Geek que, en muchas formas, comprende a Desire en profundidad. 

“Desire me atrae profundamente como actor, fanático de este mundo y de Neil Gaiman”, explicó Park. “Es realmente complicado reflexionar en el concepto de deseo y cómo se manifiesta de un millón de formas diferentes. Tanto positivas como negativas, sexuales y emocionales. Poder ver las elecciones del personaje y la relación con Dream a través de esa lente es una hoja de ruta hermosa. Una que profundiza en su comportamiento, que definitivamente necesita explicación a veces”.

La elección, alabada por la comunidad Queer, también es una de las favoritas de Neil Gaiman. “Amo esto”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.