¿Alguna vez te has preguntado qué pasaría si un piloto ve explotar una bomba nuclear desde un avión sin gafas de protección? Es, de hecho, algo que ocurrió en diferentes ocasiones durante la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría, cuando Estados Unidos realizó pruebas nucleares detonando más de 200 bombas. Muchos pilotos pudieron ver desde el aire las explosiones, que se realizaban tanto en tierra como en mar, y la mayoría no disponía de gafas de protección, por lo que fueron testigos de los efectos. Uno de ellos, lo hizo desde un Lockheed T-33, y detalló que la explosión inicial fue tan brillante, que hasta pudo ver a través del suelo del avión.

La historia la cuenta Bruce Gordon, expiloto de cazas como el F-86, F-100, F-102 y F-106 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos durante 1958 y 1971, en una publicación en Quora. Gordon cita a un amigo, quien pilotaba un Lockheed T-33 durante una prueba de explosión nuclear en Nevada. Lo hacía a unos 40.000 pies, y a una distancia de "algunas millas".

El amigo, cuyo nombre no se menciona, escribió en relación a la explosión de la bomba nuclear: "Estaba volando el avión... Me había puesto un parche sobre el ojo izquierdo e iba a mirar hacia abajo, con la cabeza hacia abajo, a la cabina. ¡Recuerdo que estaba conteniendo la respiración mientras escuchaba 5, 4, 3, 2 y 1! Entonces, todo se puso blanco. Quiero decir, era tan brillante que no se podía ver el suelo del avión. Entonces sucedió algo muy extraño, ¡en realidad pude ver a través del suelo de la cabina y ver el suelo debajo de nosotros! Sí, pude ver el suelo A TRAVÉS del suelo del avión".

El piloto del T-33 también alego poder ver la luz incluso con el ojo sobre el que tenía colocado el parche tras la explosión de la bomba nuclear. Aseguró, además, resultarle difícil describir el brillo que causó la explosión. "Era como nada que hubiera visto nunca. Era muy parecido a cómo había imaginado el brillo que uno experimentaría si estuviera en la presencia de Dios", dijo.

Otros pilotos también reportaron poder ver a través del suelo del avión tras la explosión de una bomba nuclear

Bomba nuclear, T-33

Bruce Gordon, por su parte, asegura que no cree que haya una distancia segura para poder visualizar una explosión de una bomba nuclear desde un avión sin utilizar gafas de protección. El ex piloto también detalla que su amigo, en una sesión informativa, reportó que pudo ver el suelo a través del avión durante la explosión, y que le respondieron que otros pilotos también informaron de un acontecimiento similar.

"Creo que esto puede estar relacionado con la "Luz Livermore" de la que se ha informado, pero solo en unos pocos casos, porque no mucha gente ha estado mirando cerca de la bola de fuego. En el libro, "Debe estar bromeando, Sr. Fineman", estaba en una prueba nuclear en el Pacífico. Había extraviado sus gafas oscuras, así que apartó la vista de la explosión, a todas las demás personas que llevaban las gafas muy oscuras. Dijo que podía verlos como esqueletos, con los huesos mostrados. Creo que hay mucho más en la Luz de Livermore de lo que sabemos ahora...", detalla en relación al fenómeno que ocurre tras ver explotar una bomba nuclear.

Deja un comentario

Deja tu comentario