Las recientes revelaciones de Peiter "Mudge" Zatko, el exjefe de Seguridad de Twitter, sobre los aparentes problemas de seguridad de la red social han hecho mucho ruido. Según reporta The Washington Post, el susodicho deberá testificar sobre sus acusaciones ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos el próximo mes.

El experto ha sido citado para el próximo 13 de septiembre para comparecer ante los senadores y ahondar sobre el contenido del documento de alrededor de 200 páginas que llegó a manos del Departamento de Justicia, el Comité de Inteligencia del Senado, la Comisión de Bolsa y Valores y la Comisión Federal de Comercio.

En un comunicado conjunto, dos legisladores se refirieron a la gravedad de lo expuesto por Zatko. "Las acusaciones del Sr. Zatko sobre fallas generalizadas en la seguridad y la interferencia de actores estatales extranjeros en Twitter plantean serias preocupaciones. Si estas afirmaciones son precisas, pueden exponer peligrosos riesgos para la seguridad y la privacidad de los datos de los usuarios de Twitter en todo el mundo", indicaron el demócrata Dick Durbin, presidente del Comité Judicial del Senado, y Charles Grassley, principal exponente republicano.

Más allá de la audiencia en el Congreso, el exjefe de Seguridad de Twitter ya se ha reunido en privado con integrantes del Comité Judicial. De todos modos, no se ha mencionado públicamente qué temas se han tratado en esos encuentros.

Europa también quiere analizar a fondo las acusaciones del exdirectivo de Twitter

Twitter | Peiter "Mudge" Zatko

Las revelaciones de Peiter "Mudge" Zatko no solo han captado el interés del arco político estadounidense. En Europa también quieren seguir de cerca esta historia. Según reporta TechCrunch, el ente regulador de Irlanda informó que ya se contactó con Twitter para ponerse al tanto de las acusaciones. En tanto que desde Francia anunciaron una investigación sobre la denuncia, aunque aclararon que aún no están en condiciones de confirmar o desestimar su veracidad.

El posible involucramiento europeo no es casual. En su documento, Zatko no solo se refirió a los organismos regulatorios de Europa, sino que también aseguró que Twitter engañó —o trató de engañar— a las autoridades de los organismos de control regionales sobre el cumplimiento de las leyes en vigencia.

Graves denuncias

Según Peiter "Mudge" Zatko, Twitter engañó a su propia junta directiva al no reconocer sus graves problemas de seguridad. Además, afirmó que la red social no elimina correctamente la información de los usuarios que dan de baja sus cuentas, y que en ocasiones le ha perdido el rastro a los datos en cuestión. Por otra parte, aseveró que la compañía tenía prácticas de ciberseguridad muy pobres, como la falta de control sobre el acceso a herramientas críticas y el uso de servidores con software desactualizado.

Pero como si todo esto fuera poco, también indicó que existía evidencia de que al menos un empleado era espía de servicios de inteligencia internacionales.

Twitter se ha defendido de las denuncias y ha acusado a Zatko de oportunista. Vale recordar que el experto en seguridad había sido despedido de Twitter en enero, cuando la empresa ya estaba bajo el comando de Parag Agrawal. "Las acusaciones del Sr. Zatko y su oportunismo parecen estar diseñados para captar la atención e infligir daño a Twitter, sus clientes y accionistas. La seguridad y la privacidad han sido durante mucho tiempo prioridades de toda la empresa y todavía tenemos mucho trabajo por delante", indicaron.

Deja un comentario

Deja tu comentario