Aunque parezca una idea extraña, Marvel es mucho más que los superhéroes que conoces. Y de hecho, hay un puñado de historias de la editorial que llegaron al cine sin tener ninguna relación con su ya icónico universo cinematográfico. Algunos son experimentos argumentales que lograron convertirse en éxitos menores. Otro, en grandes curiosidades relacionadas de manera tangencial con la editorial. Cualquiera sea el caso, los proyectos desconocidos de Marvel forman parte de una historia curiosa del cine basado en adaptaciones. 

En especial, cuando la multitud de argumentos, personajes y lugares hacen un repaso por lo más curioso de la editorial. Desde misterios intrigantes, una nueva generación de héroes juveniles hasta espías internacionales. Las sagas relacionadas con la editorial que quizás no conocías son más profundas e interesantes de lo que puedes suponer. En específico porque dejan muy claro que el universo de Marvel puede ser más rico e ingenioso que solo su nutrido grupo de héroes invencibles.

Te dejamos tres sagas que quizás no conoces de Marvel. Dos en pleno crecimiento y una que fue un anuncio de lo que pudo ser una franquicia de enorme interés. Al final, Marvel parece tener más sorpresas bajo la manga de lo que podría suponerse. Algo que siempre resulta satisfactorio para los fanáticos de hueso rojo e incluso, para los que solo comienzan a profundizar en el mundo de la editorial. 

Los MIB

En 1990, y pleno furor de la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre a nuestro mundo, las teorías conspiratorias tomaron la forma de un cómic. MIB, de Lowell Cunningham y el ilustrador Sandy Carruthers, tomó el miedo colectivo acerca de vigilantes de fenómenos inexplicables y lo convirtió en un extraordinario cómic. Más allá de eso, creó un recorrido duro y bien planteado a través de la crítica social y la conexión entre el misterio y la cultura popular. 

Con seis números en blanco y negro, la historia recorría las andanzas de dos agentes muy parecidos al J y al K cinematográficos. Y aunque el tono satírico y cruel era muy distinto al de las películas, hubo un punto en común entre ambas. Tanto una como la otra analizaron la mitología pop relacionada a eventos inexplicables y sucesos extravagantes desde la misma óptica. El cómic dedicó una buena cantidad de tiempo en analizar las leyendas urbanas y convertirlas en un argumentos brillantes. Algo de lo que sin duda se nutrió la serie de películas en la pantalla grande. 

El cómic se publicó originalmente en la editorial Aircel Comics, que después fue comprada por Malibu Comics y que pertenece ahora a Marvel Comics. El cambio de manos de los derechos hizo complicado que la historia pudiera relatarse de forma más compacta en el cine. Pero al final, su aire extravagante, misterioso y levemente tétrico se convirtió en el sello distintivo de las películas. Tanto como en su momento lo fue para el cómic. 

Trilogía Kingsman

La serie de cómics sobre un grupo de elegantes espías debutó en el 2012 con su primera novela gráfica en Icon Comics, sello de Marvel. Al primer número de Kingsman, le siguieron dos secuelas: The Big Exit (2017) y The Red Diamond (2018). Y de la misma manera que su versión en el cine, sigue las aventuras del grupo de agentes secretos más peculiar de la cultura pop. 

Millar, conocido por su universo expandido y su elegante manera de mostrar la violencia creó una historia insólita en papel. La trilogía dirigida por Matthew Vaughn mantuvo el tono del cómic y la identidad. El espionaje con un excéntrico sentido de la acción de Millar, se convirtió en Kingsman: el servicio secreto en el 2014. Su secuela inmediata, Kingsman: el círculo dorado se estrenó en el 2017 con críticas divididas y menos impacto que su antecesora. Por último, la precuela King’s Man: el origen llegó al cine en el 2021 sin demasiada repercusión en crítica o en taquilla. 

Duología Kick-Ass

También escrita por Millar y publicada originalmente por Icon Comics, se trata de una excentricidad argumental que funcionó bien en el cine. La historia de un adolescente fan de los cómics que se convierte en héroe por accidente, fue un inesperado éxito cinematográfico en el 2010.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Por curioso que parezca, la película de Marvel fue dirigida por el debutante Matthew Vaughn. El realizador logró recombinar los elementos más reconocibles del cómic en una mirada curiosa y poderosa sobre la violencia, el miedo y el humor. La película se convirtió en icono de cierto tipo de historias fuera de los grandes presupuestos y las narrativas heroicas de alto impacto. En especial, luego del reciente éxito de Iron Man en el 2008. La película tuvo una secuela de poco éxito en el 2013, también basada en el cómic y dirigida por Jeff Wadlow.