Moncloa lleva años invirtiendo en herramientas de software para garantizar la protección y seguridad de los miembros del congreso ante spywares como Pegasus, el cual recientemente se utilizó para espiar el móvil de Pedro Sánchez; presidente del Gobierno de España, y el de Margarita Robles; ministra de Defensa. Según documentos filtrados por El Español, el Gobierno habría gastado 204.000 euros durante tres años en contratos en los que figuran, entre otras medidas, la creación de un "WhatsApp seguro" llamado COMSec.

COMSec es una aplicación de mensajería desarrollada por la española Indra. Esta permite empresas e instituciones —y, en este caso, ministros— conversar o realizar llamadas o videollamadas de forma privada, pues tanto los mensajes como las comunicaciones por voz o vídeo están cifradas de extremo a extremo. La adquisición de licencias para utilizar esta app entre los miembros del Gobierno se realizó en uno de los tres contratos creados para invertir en comunicaciones más seguras. Y más concretamente, para esquivar a Pegasus.

Moncloa, tal y como detalla el El Español, ya contaba con 185 licencias, pero el nuevo contrato refleja la compra de 115 licencias más por un valor total de 106.672,33 euros. Por el momento, se ha efectuado un pago de 46.828,15 euros, y el resto de la cantidad se abonará durante los próximos tres años, hasta 2024. Curiosamente, la adquisición de las licencias adicionales se realizó tres meses después de que Pedro Sánchez y Margarita Robles, así como Fernando Grande-Marlaska, fueran espiados a través de Pegasus. El software espía desarrollado por la NSO Group, sin embargo, no consiguió acceder a COMSec, según han detallado fuentes del Gobierno al citado medio.

Evitar a Pegasus y oras ciberamenazas

iPhone 12 | Moncloa | Pegasus

Más allá del "WhatsApp seguro" para esquivar a Pegasus, Moncloa también cerró dos contratos más por valor de 99.679 euros y 47.510,31 euros. El primero, creado en 2020, está destinado al "Soporte para el Mantenimiento de la Infraestructura del Almacenamiento Corporativo de Presidencia del Gobierno". El objetivo, en este caso, era garantizar la seguridad de las diferentes cabinas de discos que se utilizan para almacenar la información de los dispositivos informáticos de Moncloa. Todo ello, mediante actualizaciones de software, soporte técnico y un mayor mantenimiento.

El tercer contrato, valorado en más de 57.000 euros, es el más reciente. Fue aprobado el pasado 4 de febrero y está destinado al "Suministro de Servidores, sistemas de almacenamiento y software de infraestructura", a través de licencias a la compañía Citrix, destinada a ofrecer soluciones de espacio de trabajo digitales más seguros.

Estos tres contratos, por tanto, reflejan la preocupación del Gobierno no solo ante Pegasus, sino también ante otras ciberamenazas que podrían derivar en espionajes. Los documentos están firmados por Javier López Horcajo, subdirector general de la Unidad de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Presidencia de Gobierno, departamento que, según figuran en las notas de los archivos, tiene como objetivo "suministrar, configurar y mantener los dispositivos y servicios de comunicaciones de los altos cargos de Presidencia del Gobierno y otras entidades".