Jack Dorsey ha desmentido los rumores relacionados a su posible nombramiento como nuevo CEO de Twitter una vez Elon Musk consiga adquirir la totalidad de la plataforma por 44.000 millones de dólares. El fundador de la red social, y quien también fue máximo responsable hasta hace apenas unos meses, ha asegurado que nunca volverá a dirigir de nuevo la compañía.

"Nah, nunca volveré a ser CEO", ha asegurado Jack Dorsey al responder a un tweet en el que un usuario predecía que Elon Musk le iba a proponer el cargo al ahora máximo responsable de Square. Dorsey tuiteó de nuevo en respuesta a un usuario que le preguntó si, pese a ello, le gustaría volver a dirigir Twitter. "Nah. Es hora de volver a tirar los dados", ha destacado Jack Dorsey sugiriendo que prefiere centrarse en otros proyectos.

Lo cierto es que se ha especulado muchos sobre quién será ser el CEO de Twitter una vez Elon Musk complete su compra que, recordemos, se acordó hace tan solo unas semanas por 44.0000 millones de dólares. Reuters reveló que el CEO de Tesla y SpaceX ya tiene a una persona candidata para el cargo. Si bien no se detallaron nombres, el de Jack Dorsey parecía aparecer de forma instantánea en la cabeza de todos aquellos que se preguntaron quién podría ser la persona escogida por el magnate.

Jack Dorsey, de hecho, es uno de los principales aliados de Musk en la compra de Twitter, pues él también cree que la plataforma debería ser más transparente, comenzando con la publicación del algoritmo y permitiendo a los usuarios escoger qué modelo de recomendación utilizar mientras navegan por la red social.

Jack Dorsey no, pero Elon Musk sí será el CEO de Twitter, al menos por un tiempo

La CNBC reveló que, por el momento, el propio Elon Musk sería el máximo responsable de Twitter. Además de, por su puesto, el propietario de la compañía. Se prevé que el magnate se mantenga al cargo durante varios meses tras completar la compra como parte de una estrategia por prescindir cuanto antes de Parag agrawal, actual responsable de la plataforma y quien sustituyó a Jack Dorsey a finales de 2021. Musk, por el momento, continúa conversando con banqueros e inversores para financiar la adquisición y pagar los 21.000 millones de dólares en efectivo que prometió a la junta directiva de Twitter.

El multimillonario también espera hacer cambios importantes en Twitter recortando en empleados y prescindiendo del consejo de administración de la compañía, actualmente compuesto por 11.