Ezra Miller es un actor que constantemente está inmiscuido en polémicas que afectan su imagen y, desde luego, su carrera cinematográfica. Desafortunadamente, Miller no parece aprender del pasado. Esta situación ya ha generado preocupación en la cúpula de Warner Bros., pues la productora no ve con buenos ojos que alguien tan problemático sea el responsable de interpretar a uno de sus superhéroes más importantes. Nos referimos a Flash, por supuesto.

De acuerdo a Rolling Stone, el pasado 30 de marzo Warner tuvo una reunión de emergencia para tratar la más reciente controversia de Ezra Miller. Quizá no lo sepas, pero hace una semana fue arrestado en Hawái tras alterar el orden dentro de un bar. Según las autoridades, gritó obscenidades y le quitó el micrófono a una mujer que cantaba en el karaoke. Posteriormente se lanzó contra un hombre que jugaba a los dardos.

El citado medio señala que los directivos acordaron pausar todos los proyectos futuros en los que Ezra Miller estuviese involucrado con Warner. Esto incluye, desde luego, sus próximas apariciones en el Universo Extendido de DC. Cabe mencionar que no contemplan a The Flash, ya que esta película finalizó su rodaje a principios de octubre de 2021. Actualmente está en proceso de postproducción y edición.

Así pues, Warner se encuentra analizando cuál será el siguiente paso con Ezra Miller. Para su suerte, no necesitan tomar una decisión en el corto plazo, ya que de momento no está confirmada una secuela de The Flash. Sin embargo, una hipotética salida sería otro golpe contundente contra el Universo Extendido de DC. ¿Por qué? Es un hecho que Henry Cavill no volverá a interpretar a Superman, mientras que Ben Affleck no tiene intención de retomar su papel como Batman tras su breve participación en The Flash.

No es el primer escándalo de Ezra Miller

¿Realmente existen posibilidades de ver a Ezra Miller fuera de Warner Bros.? El problema para el actor es que lo sucedido en Hawái no es su primer escándalo. En 2020, fue filmado atacando a una fan —la ahorcó y después empujó al suelo—. Evidentemente, el material se difundió rápidamente en internet y Miller fue objeto de críticas por varias semanas. De hecho, desde aquel momento se habló sobre un posible despido por tan lamentable comportamiento.

Por otra parte, Rolling Stone menciona que Ezra Miller tuvo constantes problemas en pleno rodaje de The Flash. Habría sufrido varios momentos de crisis, aunque ninguna con conductas violentas o gritos inexplicables.

Aunque Warner estudiará el caso de manera minuciosa, tendremos que esperar algunos meses para conocer el desenlace de Ezra Miller. Mientras tanto, The Flash llegará a los cines el 23 de junio de 2023.