Regresa una de las mejores series de los últimos años, Ozark. Lo haré con su cuarta y última temporada, dividida en parte uno y dos, la que falta para completar la historia. El drama policial, marcado por el narcotráfico y la tensión constante en la familia Byrde, estrenó su primera temporada el 21 de julio de 2017. Desde entonces hasta la actualidad, se consolidó como uno de los relatos más potentes de Netflix

A propósito de la segunda parte de la temporada final, conviene repasar algunos aspectos clave de la serie antes de ver el desenlace del drama. Marty Byrde sigue cargando buena parte del peso de la serie. Interpretado por Jason Bateman, su relación con su esposa Wendy, interpretada por Laura Linney, se ha ido desmoronando a la vez que intentan salvarse a sí mismos y a sus hijos. 

Mientras tanto, el negocio del narcotráfico que sostiene a través de distintas gestiones de lavado de dinero y de la habilidad diplomática de Marty y Wendy ante entes como el FBI. Se produce no sin altibajos, como los expuestos durante la primera parte de la temporada final de Ozark. Repasamos ese contexto.

Ozark, segunda parte de la temporada final: ¿cuál es el contexto?

Marty y Wendy intentan salir del negocio. Omar Navarro, el jefe del cartel interpretado por Felix Solis, les ofreció una posibilidad, siempre y cuando él también pudiera salir del juego. Se propone un acuerdo entre el FBI y Navarro, uno que más adelante es roto por el FBI y el gobierno de Estados Unidos. En un principio, el capo podría dejar su rol si cooperaba con cinco años más de información. Pero la ética de trabajo de la Maya Miller (Jessica Frances Dukes) rompe con todo lo hablado. 

El deseo de liberarse, de volver a tener una vida común, es desechado. En medio de todo eso, posibles expansiones del negocio se rompen y están la muerte de distintos personajes clave para la trama, como la abogada Helen Pierce, interpretada por Janet McTeer, y Darlene Snell, actuada por Lisa Emery. Diversas narrativas de Ozark se van cerrando a medida que se acerca el final. Esto lleva a los protagonistas a seguir expandiendo su capacidad de reajuste, tanto de puertas para afuera como en la intimidad del hogar. 

El crecimiento de los personajes en Ozark

La decisión de Maya Miller durante la primera parte de la temporada final de Ozark, activando el procedimiento para capturar a Omar Navarro, expuso la fragilidad del sistema en el que se mueven los protagonistas. Uno corrupto en sus distintas escalas. Mientras tanto, la mutación de los personajes ha ido ascendiendo de forma sólida. Ninguno es el mismo que comenzó en la primera temporada y, visto lo visto en el tráiler compartido por Netflix, varios de ellos alcanzarán su cima dentro del relato.

Marty Byrde

Su frialdad característica se ha potenciado. Sigue siendo el ser interesado en su familia, a la vez que parece desconectado de ella, entrampado todo el tiempo en un juego de ajedrez. Mientras él emerge como la perspectiva más racional y serena en la situación, su esposa se ha transformado en una versión más pasional e intimidante. Marty no solo debe lidiar con las tensiones con el narcotráfico sino también con el comportamiento de su pareja. La presentación de la segunda parte de la temporada final ya dice en relación con esto: ambos siguen en caminos distintos.

Wendy Byrde

¿Es la transformación más evidente dentro de Ozark? Aunque la pregunta quizá no tenga una respuesta cerrada, es incuestionable que Wendy ha tenido un desarrollo de personaje notable. De aquella mujer frágil, vulnerable, a esta persona capaz de facilitar la muerte de su propio hermano porque este es una amenaza a la estabilidad del negocio, a sus planes de libertad. La segunda parte de la temporada final de Ozark servirá para comprobar cuán lejos puede llegar dentro del relato de Netflix.

Los hijos de la pareja

Una de las escenas clave de la primera parte de la cuarta temporada de Ozark es cuando Charlotte, interpretada por Sofia Hublitz, y Jonah, actuado por Skylar Gaertner, se plantean un futuro sin sus papás mientras están en un cementerio. Mientras Charlotte se ha vuelto más comprensiva, incluso compasiva, Jonah se ha vuelto desconfiado, imprevisible e, incluso, agresivo en relación con la autoridad. Los hijos de la pareja Byrde son el punto más vulnerable de la cadena y, a su vez, pueden ser el más determinante en relación con el comportamiento de los padres.

Ruth y el dolor

Los personajes femeninos de Ozark son fuertes y complejos; incluso aquellos que podrían representar lugares comunes, estereotipos, tienen momentos en los que emergen como una fuerza descomunal. Dentro de ellas, quizá solo superada por Wendy, está Ruth. El personaje interpretado por Julia Garner encontró el cadáver de su primo hermano y se mueve a puro odio y dolor. Teniendo en cuenta todo lo que sabe, ¿qué ocurrirá con ella? ¿Cómo seguirá su relación con Marty? ¿Se cerrará la brecha de su arco matando a Javi Elizonndro, el heredero del cartel? ¿Aquellos disparos que le da, como se ve en el tráiler, serán letales? 

Javi Elizonndro, el lado más imprudente de Ozark

El personaje interpretado por Alfonso Herrera es lo opuesto a Omar Navarro, quien desde la prisión seguirá ejerciendo parte de su influencia y generando algún conflicto. Mientras el antiguo líder actuaba con cabeza fría, Herrera es impulsivo y violento. Desde ahí se explica su pulso constante con Marty y Wendy, de quienes no se fía y a quienes se opone por trabajar de una forma distinta a la de él. Al asesinar al hermano de Ruth, la trama de Netflix plantea al espectador una brecha que se desarrollará durante la segunda parte de la temporada final de Ozark: ambos personajes terminarán cruzándose. 

El final de Ozark tendrá siete capítulos. La escena en la que toda la familia sufre un accidente no parece un simple hecho. ¿Qué ocurriría y en qué momento? ¿Saldrán todos ilesos? Esas y otras preguntas tendrán respuesta a partir del 29 de abril de 2022 en Netflix cuando se estrenen todos los capítulos.