Uno de los personajes públicos más conocidos del planeta en este 2022 es, sin lugar a dudas, Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania desde que ganó las elecciones en mayo de 2019 con el 73,22 por ciento de los votos en segunda vuelta, por lo que Petró Poroshenko tuvo que salir del palacio Mariyinski. Pero su fama se debe a la invasión que ha sufrido su país por parte de la Rusia de Vladímir Putin.

La Asamblea General de la ONU condenó a comienzos de marzo por una amplia mayoría, de 141 manos alzadas frente a 5 votos en contra, 35 abstenciones y 12 ausencias, la agresión armada de su poderoso vecino. Y el rostro del gobernante se ha vuelto muy reconocible para los televidentes y los internautas de todo el mundo. Por ello, Amy Schumer le quería en la próxima ceremonia de los Oscar.

Junto con las también actrices Wanda Sykes y Regina Hall, la comediante neoyorkina fue elegida como presentadora de la gala en la que se entregarán los premios de la Academia de Cine estadounidense, en su edición nonagésima cuarta, la madrugada española del día 28. Y, aunque a ella le hubiese gustado, se supone que Volodímir Zelenski no podrá tener ninguna intervención entonces.

Volodímir Zelenski, en la gala de los Oscar a propuesta de Amy Schumer

92YTribeca | Flickr

“Creo que definitivamente hay presión de alguna manera para decir: «Esto son unas vacaciones; [dejemos] que la gente olvide [lo que está pasando]; solo queremos tener esta noche [sin pensar en ello]». Pero es como: «Bueno, tenemos tantos ojos y oídos en este programa...»”, le ha dicho Amy Schumer a una colega suya, la anfitriona del programa canadiense The Drew Barrymore Show.

“Creo que es una gran oportunidad para al menos comentar un par de cosas”, ha asegurado una de las tres caras visibles de los Oscar 2022, ganadora de un premio Emmy en 2015 por los sketches de Inside Amy Schumer (2013-2016). “Tengo algunos chistes que resaltan el tipo de situación actual. Quiero decir, están sucediendo tantas cosas horribles que parece difícil concentrarse en una sola”.

“De hecho, me lancé: quería encontrar una forma de tener a [Volodímir] Zelenski [en una llamada] vía satélite, o hacer una grabación o algo así solo porque hay muchos ojos en los Oscar”, ha contado. El problema es que a Will Packer y Shayla Cowan, los patrones de la gala en el Dolby Theatre de Los Ángeles, no les gustó su propuesta. “No tengo miedo de hacerlo, pero no soy quien produce los Oscar”.

En realidad, el presidente de Ucrania no es ni mucho menos ajeno al ámbito cinematográfico. Antes de presentar su candidatura a las elecciones en diciembre de 2018 por el partido Servidor del Pueblo, había trabajado como intérprete desde que fue D’Artagnan en Los tres mosqueteros, una película televisiva de Tina Barkalaya (2005). Pero su aparición en los Oscar quizá hubiese sido algo frívola en medio de una guerra.