Ubisoft Scalar es el nuevo paso de Ubisoft hacia el futuro. Un entorno de desarrollo de reciente creación que aprovecha el potencial de la nube para los juegos del futuro. No es un motor gráfico nuevo. No es un sistema de streaming de videojuegos. Es una herramienta sobre la que quieren crear los mundos abiertos del futuro.

Pocas desarrolladoras en la industria del videojuego han sabido crear mundos masivos como Ubisoft. Cada título de la compañía parte del mismo esquema, y lo cierto es que cada uno supera al anterior. Si bien hay mundos abiertos más ricos o más densos, la fórmula de Ubisoft funciona.

No obstante, la evolución de la industria del jugador, y sobre todo la integración de los juegos como servicio dentro del estándar de la industria, están haciendo que las herramientas de desarrollo clásicas se queden pequeñas. Y la limitación de los hardware actuales también suponen una limitación para el desarrollador a la hora de crear esos mundos.

Esta es, precisamente, la problemática que Ubisoft parece haber solucionado. La compañía ha presentado en el seno de la GDC Ubisoft Scalar un nuevo entorno de desarrollo en la nuble que ofrece a los desarrolladores la posibilidad de crear mundos más ricos y más potentes eliminando las barreras del hardware físico actual. O al menos, sobre el papel.

Ubisoft Scalar no es un nuevo motor de juego, tampoco un servicio de streaming

Ubisoft Scalar no es un motor de desarrollo. Es un entorno en el que, aprovechando los motores actuales, como Snowdrop o Anvil, ofrece mayor flexibilidad y mayor potencia de desarrollo utilizando el poder la nube.

Según la compañía, es la respuesta directa a la necesidad, cada vez más importante, de reducir la dependencia del hardware de los jugadores y brinda nuevas posibilidades para el desarrollo de juegos y la experiencia del jugador.

Scalar rompe parte de los condicionamientos actuales de los entornos de desarrollo para, según Ubisoft, ofrece mayor flexibilidad. ¿Cómo? En vez de funcionar como un todo, Scalar utiliza una arquitectura de microservicios haciéndolos semindependientes. Eso permite que los desarrolladores puedan actualiza en tiempo real componentes claves del juego sin parchear todo el motor. Y sin interrumpir la partida.

Servicios independientes para no tener que parar la partida

El framework permite que se puedan hacer cambios en componentes como la IA o las físicas sin necesidad de modificar otras partes del juego. Esto supone que en juegos online o juegos como servicio se puedan implementar cambios (cambiar el daño de un arma o modificar el escenario) sin necesidad de actualizar todo el juego. También abre la posibilidad de agregar nuevas funciones a un juego sin interrumpir la partida del usuario.

Además, al ser un entorno en la nube, Ubisoft dice que Scarlar ofrece a los desarrolladores la posibilidad de crear mundos más ricos y potentes de los que no sería posible con el hardware doméstico de los jugadores.

Esta tecnología puede sacar partido a una cantidad virtualmente infinita de cómputo y ejecutar cualquier cosa, desde vastos mundos virtuales hasta simulaciones y entornos mucho más profundos.

No está muy claro cuándo veremos el primer juego que saque provecho de Ubisoft Scalar. Y si lo veremos pronto. No obstante, la compañía ha confirmado que su estudio de Estocolmo está trabajando en una nueva IP que aprovechará el poder de esta tecnología innovadora. Sea como sea, bienvenidas todas la herramientas que, en un mundo de actualizaciones constantes, te permitan no tener que esperar a que el juego se actualice o parar la partida.