A todo dispositivo electrónico le llega su fin. Y los ordenadores antiguos no son una excepción. Habrás pasado horas con ellos jugando, trabajando o en internet, pero llega un momento en el que esas tareas le cuestan más y más. Aunque le instales un nuevo sistema operativo o actualices tu software, los ordenadores viejos acaban por no poder hacer frente a todo lo que les pedimos. ¿La solución? Darles una segunda vida con tareas más sencillas. Por ejemplo, con navegadores ligeros, que consumen menos memoria, podemos hacer de nuestro viejo ordenador en un terminal para mirar el correo, consultar TikTok e Instagram, ver vídeos de YouTube o lo que gustes hacer en internet.

Si hablamos de navegadores, Google Chrome es el más utilizado en ordenadores, tablets y smartphones. Eso sin contar a otros navegadores basados en Chrome como Brave, Vivaldi, Edge u Opera. Solo Safari y Firefox le hacen frente, y a mucha distancia. Y esto tiene sus desventajas. La principal, Google Chrome ha ido creciendo hasta ser un navegador web que necesita un equipo potente para funcionar. En ordenadores viejos, se resiente.

Así que para darle una segunda vida a tus ordenadores antiguos o veteranos, no hace falta desmontarlos o añadirles componentes. Simplemente una limpieza de software e instalarle uno de los siguientes navegadores minimalistas y podrás usar tu PC a modo de dispositivo para consultas en internet.

UR Browser

Rápido, privado y seguro. Son los adjetivos que suelen usar la mayoría de navegadores, ligeros o no, hoy en día. UR Browser lo hace ofreciendo tres niveles de privacidad. En función del nivel elegido, se bloquearán anuncios, rastreadores y/o cookies de terceros. Así la página a cargar será más ligera y la verás antes.

Pero hay más. El navegador te avisará con etiquetas codificadas el nivel de seguridad de las páginas que visites. En caso de ser peligrosa o nada recomendable, recibirás un aviso. Otras funciones interesantes son su acelerador de descargas o los moods, que sirven para abrir varios enlaces a la vez. Y en vez de Google, te invita a usar buscadores más respetuosos con tu privacidad como Qwant, Lilo, Ecosia o StartPage.

UR Browser está basado en Google Chrome pero sin compartir datos con Google. Se desarrolla en Francia, por lo que cumple con las leyes de privacidad de la Unión Europea. Y su principal ventaja de basarse en Chrome es que podrás instalar extensiones de Chrome en este navegador. Además, integra una VPN para cuando necesites tratar con información delicada.

Pale Moon

Basado en Mozilla Firefox, Pale Moon es un navegador web que podemos integrar tanto en la lista de navegadores minimalistas como en la de navegadores ligeros. Funciona en Windows 7, como mínimo, y en Linux. Solo consume 1 GB de RAM y 300 MB de espacio libre en disco. Y está pensado para aprovechar los recursos disponibles en ordenadores antiguos.

Gratuito y de código libre, es un proyecto independiente tanto de Google como de Mozilla. Básicamente han mantenido lo mejor de las versiones antiguas de Firefox sin los cambios estéticos de las últimas versiones. Eso sí, las actualizaciones incorporan el código más reciente para que sea seguro a la par que útil para el usuario.

Entre sus funciones, compartidas con Firefox, destaca la posibilidad de cambiar de buscador al instante desde su campo de búsqueda, soporta extensiones propias y de Firefox, cumple con los estándares web y, para determinadas aplicaciones web, ofrece soporte para plugins como Silverlight, Flash o Java.

Falkon

Aunque nació como navegador web para KDE, uno de los primeros entornos de escritorio para Linux, Falkon está disponible para Windows, como mínimo en su versión Windows 7. Su motor es QtWebEngine, basado en el de Chromium. Y sus señas de identidad son las de un navegador web ligero. Ideal para instalar en ordenadores viejos.

Viendo el aspecto de este navegador te recordará al minimalismo de las primeras versiones de Firefox. Ideal para navegar por internet sin molestias ni añadidos. Si bien cuenta con todas las ventajas de un navegador actual. Puedes usar varios buscadores a la vez, tiene su propio visor de documentos PDF y se lleva bien con páginas como YouTube o Instagram.

Su único añadido es un bloqueador de publicidad que permite bloquear ventanas emergentes o elementos molestos de páginas web que retrasan su carga. A partir de ahí, podrás añadirle otras extensiones compatibles.

K-Meleon

Si hablamos de ordenadores viejos, el navegador definitivo para equipos antiguos es K-Meleon. Funciona en Windows XP en adelante y sólo requiere 20 MB de RAM y 100 MB de espacio en disco. Vamos, que es **uno de los navegadores más ligeros++ que encontrarás y que se siga actualizando a día de hoy.

Está basado en Mozilla Firefox. Pero en vez de usar su motor Gecko, utiliza un derivado o fork llamado Goanna. El mismo que usa Pale Moon. En la práctica, se trata de un navegador minimalista con el que navegar por internet, hacer consultas, mirar tus mensajes, etc.

K-Meleon tiene soporte para extensiones, es compatible con los estándares web actuales (XHTML, CSS, SSL, TLS) salvo webRTC, también permite ejecutar aplicaciones Java y, en definitiva, cuenta con las funciones básicas de cualquier navegador actual. Eso sí, con la capacidad de funcionar en ordenadores antiguos sin problemas.