Apple ha vuelto a repetir con el iPhone SE de 2022 la misma estrategia que en 2020. Un terminal que actualiza su interior, pero que mantiene intacto su exterior. Mismo diseño, misma funcionalidad, más potencia. Sobre el papel, puede ser sencillo el reduccionismo de clasificar al iPhone SE 2022 como un movimiento oportunista por parte de Apple. Mejorar algunos de los componentes clave pero mantener el resto con la intención de reducir costes. Pero siempre hay algo más detrás. Algo más complejo.

El Touch ID y el diseño del iPhone 6 están más que amortizados, y la cámara, reminiscencia en parte del ya extinto XR, más de lo mismo. Vuelta a empaquetar todo con el último chip, y sentarse a esperar a que se venda por millones. Si algo funciona no lo cambies. Es en esta línea donde se critica a Apple el haber dejado pasar la oportunidad de de llevar al iPhone SE de 2022 al nuevo estándar de pantalla completa y Face ID. Al fin y al cabo, el iPhone 11 tiene todo eso y se vende por un precio similar (e incluso más barato) que el iPhone SE. 

Pero hay un hueco de mercado, importantísimo y enorme, donde encaja el iPhone SE en pleno 2022. Un usuario que lo único que busca es lo mismo de siempre ✅, con mayor batería ✅, una cámara que le saque de cualquier apuros sin alardes ✅, y que a cambio tenga garantizado la tranquilidad de no tener que cambiar de móvil en años ✅. Uno al que los números le importan más bien poco. 

iPhone SE 2022: familiaridad

iPhone SE 2022 (Izquierda) vs iPhone SE 2020 (Derecha)

La sensación que deja el iPhone SE 2022, igual que lo hacía el modelo anterior, es, precisamente, la familiaridad. Y este es un punto que, acostumbrados a abrazar la última tecnología, a veces se nos olvida. El salto de Apple hacia el iPhone con Face ID trajo consigo un cambio conceptual a la hora de usar un smartphone, y con ello, sus usuarios tenían que aprender nuevas formas de moverse por el sistema. Touch ID y Face ID, más allá de funciones de seguridad, suponen un cambio muy profundo a la hora de interactuar con el sistema. 

Para muchos, acostumbrados al botón Home, y por muy sencilla que fuese la curva de aprendizaje, tocaba cambiar conceptualmente muchas cosas. Y seamos realistas. Hay un grueso de usuarios que ni tienen intención ni ganas de cambiar cómo hacen las cosas. Y para ellos, la familiaridad es importante. El iPhone SE de 2022 vuelve, como en 2020, a rellenar los huecos en la lista de dispositivos de Apple para los que buscan lo de siempre; pero sin renunciar a las bondades que dos años de cambios tecnológicos suponen. Actualizar lo que no se ve. 

Son estos cambios silenciosos los que sin duda hacen del iPhone SE un terminal de enorme valor en 2022. Sí, incluso con el botón Home. Sí, incluso con el diseño de 2014. Un terminal pequeño, pero muy potente cuyo mayor valor es el de mantener intacto un lenguaje de interacción, y una relación entre el usuario y su móvil que sigue inmutable desde el año 2008. Algo viejo, pero nuevo.

No se trata de justificar que Apple mantenga el diseño del iPhone SE siete años después, sino ofrecer un punto de vista que explique la razón detrás de ello. Entonces, ¿qué ha cambiado? Poco, pero lo suficiente como para que el destinatario final del iPhone SE vea cumplidas sus pretensiones. Y, sobre todo, satisfechas sus necesidades.

Por encima de todo, hay dos cambios importantes en el iPhone SE de 2022 frente al modelo anterior. Y otro par de cambios menores, pero que sin duda ofrecen un gran valor para los usuarios. Lógicamente, el salto más importante del SE de 2022 es el de abrazar los nuevos chips A15 Bionic de Apple. Los que vengan de un terminal anterior verán un salto sin precedentes en potencia y fluidez. Pero lo que realmente importa es que este iPhone se actualizará durante muchos años. E importa, porque es bastante probable que este sea el último iPhone que veamos que mantenga el lenguaje de interacción que vio nacer al smartphone que lo cambió todo: el botón Home.

Para ese usuario adverso al cambio, por muy buenos que sean esos cambios, esto es una garantía de paz mental. Más allá de eso, es lógico comprobar que las apps se abren al instante y se mantienen activas durante más tiempo que respecto al modelo anterior. Hay dos generaciones de tecnología de por medio. El Chip A15 Bionic es el responsable único de que sistema sea tremendamente fluido, y que el día a día es una gozada con el iPhone SE de 2022. Pero es que también lo era en el de 2020, porque, de nuevo, es algo que es invisible para el destinatario de SE.

La magia del iPhone SE (2022) se llama A15 Bionic

La llegada del A15 al iPhone SE (2022) tiene dos consecuencias directas que cualquiera notará nada más encender el móvil. Mejoras en la cámara y una mayor autonomía. Es algo importante a tener en cuenta, porque en el caso de la cámara, es virtualmente la misma que la del modelo anterior.

@hipertextualcom

Ya lo tenemos! #unboxing del nuevo #iphonese 2022 recién salido del horno #apple #iphone #tech #techtok

♬ sonido original - Hipertextual

Hay muy pocos cambios, pese a que Apple menciona que han modificado todo el sistema de cámara. La cámara es más que suficiente para tomas rápidas y redes sociales, pero se queda un poco corta en cuanto le pides un poco más en situaciones de poca luz. Si bien el hardware puede ser similar al del modelo anterior, pero la magia de software de Apple y la inclusión de algunas funciones adicionales hacen que se le saque más partido a dicho hardware.

Apple ha incluido algunas de las mejoras del software de los modelos superiores en el iPhone SE (2022) que compensa algo las fotos respecto al modelo de 2020, pero no esperes un gran salto en calidad. Se han incluido los estilos fotográficos que debutaron con los iPhone 13, pero junto con Deep Fusion y HDR inteligente, es la única gran funcionalidad que se ha trasladado al más pequeño de la casa. El iPhone SE de 2022 no incluye ni modo noche para las fotos ni modo macro. Y, siendo realistas, su única lente hace fotos bastante buenas para lo limitado que es su sensor, comparado con los otros sistemas de cámara de Apple.

Es quizás el punto más crítico del iPhone SE de 2022, y es en el que más nos hubiera gustado ver grandes cambios. Por una razón fundamental. El destinatario final del iPhone SE es aquel que no va a cambiar el móvil en unos cuantos años. Y si bien su chip le garantiza un funcionamiento sobresaliente durante años, su cámara no representa en sí mismo salto ni cuantitativo ni cualitativo. Y pese a que el A15 y las mejoras en iOS 15 hacen magia con muchas fotos, lo que hay es lo que hay. 

De todas formas, aquel que compra el iPhone SE 2022 no es el que vaya a dar el salto desde el modelo anterior. Tampoco aquellos que tengan uno con Face ID y con cámaras (a excepción del XR) bastante superiores. Es aquél que venga de un iPhone 7 o incluso más antiguo, y en ese caso, sí que verán un gran salto en el apartado fotográfico, pero de nuevo, sin grandes alardes.

Mejor autonomía, pero sin grandes alardes

El segundo punto en el que el iPhone SE de 2022 brilla especialmente es en la autonomía. De nuevo, mucho que agradecer en este apartado al A15 y a la mejor optimización del sistema. Comparando con el modelo anterior, puedes sacarle perfectamente entre dos o dos horas y media más de duración de pantalla activa. Y para un terminal de este tamaño y peso es bastante. Sobre todo porque el iPhone SE mantiene el mismo tamaño, aunque Apple ha modificado ligeramente la batería. 

Quizás la inclusión de una pantalla OLED aumentaría la autonomía bastante más, pero también encarecería su precio. Poco que añadir a este respecto. Con el iPhone SE tendrás más batería para el día a día, sí. Pero como el resto de terminales, durará un suspiro si usas el móvil para jugar a títulos especialmente exigentes como Genshin Impact o al reciente Marvel: Future Revolution. 

Como en el caso de las fotos, el A15 vuelve a hacer maravillas a la hora de optimizar el sistema para apurar al máximo la batería del iPhone SE (2022). Y aunque para la mayoría será más que suficiente, aquel que busque algo más haga un uso intensivo de la cámara o juegue tendrá que seguir llevando el cargador en la mochila.

También tiene 5G, aunque no importe mucho a día de hoy

El último aspecto a destacar del iPhone SE 2022 es la inclusión del 5G. Como el resto de la gama, sí, incluyendo los Pro, no es una función vital a día de hoy. Es más que agradecido su inclusión, pero no es un game changer. De hecho, en nuestras pruebas, la red 5G en Madrid ofrece unos resultados de velocidad y latencia respecto a la 4G.

No obstante, sí que es vital de cara a la longevidad del terminal. Como decíamos al principio, lo que busca el usuario del iPhone SE es que dure lo más máximo posible. Y con la inclusión del 5G, al menos te garantizas la última tecnología el máximo tiempo posible. Aunque en el día a día sea invisible.

¿Merece la pena el iPhone SE?

Como en el caso del modelo de 2020, depende. Como terminal el iPhone SE de 2022 y las mejoras que ha incluido Apple en esta renovación son suficiente motivo para dar el salto, pero todo dependerá del punto de partida. Si lo que buscas es un terminal de Apple barato, hay opciones mejores tanto en posibilidades fotográficas como en diseño a un precio similar. Si no te importa, eso sí, comprar un terminal con un par de años a sus espaldas como es el caso del iPhone 11.

No obstante, si lo que quieres es mantenerte en el icónico diseño del iPhone, con el botón Home, Touch ID, y buscas un teléfono que te dure años, muchos años, no te equivocarás. El A15 Bionic es garantía de que el iPhone SE de 2022 va recibir actualizaciones durante al menos un lustro. Si vienes de un iPhone 7 o anterior, este es quizás el mejor sustituto si quieres mantener la familiaridad que ha caracterizado a los iPhone durante diez años. 

También es el teléfono perfecto para aquellos que buscan un terminal pequeño, que no pese y se pueda llevar en cualquier bolsillo. Especialmente si no quiere o no puede gastarse la diferencia de precio entre el iPhone SE y el iPhone 13 mini.

Apple iPhone SE 2022 (64 GB)

Pantalla Retina HD de 4,7 pulgadas con sistema avanzado de una sola cámara de 12 Mpx (gran angular), HDR Inteligente 4, Estilos Fotográficos, modo Retrato y grabación de vídeo en 4K hasta 60 f/s Chip A15 Bionic para un rendimiento increíble y ahora con 5G. Modelo de 64GB.

A cambio te llevas una cámara que para el día a día hace su trabajo con algún que otro pero, una autonomía sobresaliente para un terminal de este tamaño y el extra que supone el 5G. Pocas concesiones tendrás que hacer si das el salto de una generación anterior, y mucho que ganar a un precio más que ajustado. Algo viejo, pero nuevo.